El agravamiento del brote de EEUU provoca nuevas restricciones y trae un nuevo récord de casos

Nueva Jersey impuso el miércoles la orden de llevar mascarilla contra el coronavirus, y Nueva York reveló un plan para permitir a los estudiantes de las escuelas públicas volver a las aulas sólo dos o tres días a la semana, mientras los nuevos casos confirmados de COVID-19 en EEUU se dispararon a un récord mundial diario, publica Reuters.

Las autoridades de Nueva Jersey y Nueva York, los estados más afectados por el brote en Estados Unidos, están tratando de conservar los progresos logrados en la contención de la propagación del virus en vista del resurgimiento en otros lugares del país, especialmente en el sur y el oeste.

Más de 47.000 personas han muerto a causa de la enfermedad COVID-19 en los dos estados del noreste, lo que representa más de un tercio de los más de 132.000 estadounidenses muertos por el virus, según un recuento de Reuters.

El miércoles se reportaron más de 60.000 nuevas infecciones por COVID-19 en Estados Unidos, la mayor cantidad de casos en un solo día en cualquier país desde que surgió el virus a fines del año pasado en China. Y las muertes en Estados Unidos aumentaron en más de 900 por segundo día consecutivo, lo que supone el nivel más alto visto desde principios de junio.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, dio a conocer una orden ejecutiva que exige que se cubran el rostro al aire libre cuando no sea posible el distanciamiento social, señalando el aumento de la tasa de transmisión del coronavirus en el estado.

“Es una cuestión de vida o muerte”, dijo Murphy, del Partido Demócrata, en una rueda de prensa.

Muchos estados requieren el uso de mascarilla en lugares públicos interiores y las recomiendan en el exterior, pero no han llegado a exigir su uso en el exterior.

Entrada siguiente

¿Escuelas o bares? La reapertura puede traer duros dilemas

jue Jul 9 , 2020
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insiste en que las escuelas reabran este otoño, publica AP. Muchos padres, educadores, médicos y economistas quieren lo mismo. Pero enviar a los […]