La justicia alemana condena a uno de los últimos nazis con vida

La justicia alemana condena a uno de los últimos nazis con vida
Bruno Dey tenía 17 años cuando comenzó su trabajo como vigilante del campo de concentración de Stutthof, en el norte de Alemania, publica RFI.

Duró allí unos cuantos meses entre 1944 y 1945;

Por esa razón, el juicio en su contra sigue las bastante laxas leyes del derecho penal de menores, que le valió hoy, a sus 93 años, una condena de dos años en libertad condicional.

Al lado de su edad, su cargo como simple vigilante en las torres del campo y las amenazas de muerte en caso de desobediencia fueron los argumentos que usó Bruno Dey para justificar su participación en las cerca de 5.000 ejecuciones y muertes que se dieron en esos meses en el campo de concentración.

El fiscal federal Andreas Brendel, sin embargo, negó hasta el final esa argumentación.

“El que estaba en servicio armado en los campos de concentración durante asesinatos colectivos, o en las cámaras de gas, podía negarse a participar en esos hechos y eso no llevaba automáticamente a que fuese fusilado“, afirmó.

100.000 personas estuvieron en el campo de Stutthof, de las cuales 65.000 murieron.

Durante el juicio, algunos testigos narraron infinidad de torturas y abusos que debieron sufrir de laspublica RFI. a cargo del campo, donde había también una cámara de gas para los asesinatos colectivos.

Entrada siguiente

Islas del Caribe bajo vigilancia de huracán por tormenta Gonzalo. Venezuela en alerta

jue Jul 23 , 2020
La tormenta tropical Gonzalo se ha intensificado, al aumentar sus vientos máximos sostenidos a 65 mph (100 km/h) y se pronostica que se transformará en huracán este jueves, por lo […]