Esposa de opositor ruso Navalny pide a Putin que permita su traslado a Alemania

Navalny, un feroz crítico del presidente Vladimir Putin y sus lugartenientes, se encuentra en estado grave después de tomar el jueves por la mañana una taza de té que sus aliados creen que estaba envenenada, publica Reuters.

Los médicos que lo están tratando en Omsk, Siberia, dijeron que su estado había mejorado un poco pero que su vida seguía en peligro, por lo que no está en condiciones de ser trasladado desde el hospital en el que está internado en Omsk, Siberia.

Los médicos alemanes que viajaron a Siberia para trasladar a Navalny a Berlín para recibir tratamiento finalmente han tenido acceso a él, dijo su jefe de personal.

Anatoly Kalinichenko, el médico jefe adjunto del hospital donde está ingresado, dijo que las pruebas no habían encontrado hasta ahora rastro de veneno.

Por su parte Alexander Murakhovsky, médico jefe del hospital, informó que a Navalny se le había diagnosticado una enfermedad metabólica que podría haber sido causada por un nivel bajo de azúcar en sangre.

Agregó que se hallaron restos de sustancias químicas industriales en los dedos y la ropa del político de 44 años.

La esposa de Navalny, Yulia, y su portavoz Kira Yarmysh, que quieren llevar al político a Alemania para recibir tratamiento médico, lo ponen en duda y criticaron al hospital después de este dijese que un traslado pondría su vida en riesgo porque todavía está en coma y su condición es inestable.

“La prohibición de transportar a Navalny es un atentado contra su vida que está siendo perpetrado este momento por los médicos y las autoridades mentirosas que lo han autorizado”, escribió Yarmysh en Twitter.

La portavoz aseguró que los médicos habían consentido previamente al traslado pero que dieron marcha atrás en el último minuto.

“Esta decisión, por supuesto, no fue tomada por ellos, sino por el Kremlin”, agregó.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: