Opositor ruso Alexéi Navalny, estable y hospitalizado en Berlín

El líder opositor ruso Alexéi Navalny, en coma después de que sus allegados denunciaran su envenenamiento, fue internado este sábado (22.08.2020) en un hospital de Berlín, en estado “estable”, tras ser trasladado en un avión medicalizado desde Rusia, publica DW.

La ambulancia que lo transportó fue escoltada por la policía alemana desde un aeropuerto de Berlín hasta el hospital de la Charité –uno de los más prestigiosos de Europa–, según pudieron comprobar periodistas de la AFP.

“El estado de Alexéi Navalny es estable”, dijo a la AFP Jaka Bizilj, dirigente de la ONG alemana Cinema for peace, que fletó el avión para su traslado a Berlín.

La dirección del hospital dijo a la prensa que los médicos iban a llevar a cabo un “diagnóstico médico global” que durará “algún tiempo” y solo se pronunciarán después de este examen detallado.

El avión privado había despegado de la ciudad de Omsk, en Siberia, tras largas y difíciles negociaciones para lograr su traslado a Alemania, donde será tratado.

El aparato, fletado por una ONG, aterrizó a las 08h47 locales (06h47 GMT) en el aeropuerto Tegel, en el noroeste de Berlín.

Navalny está en coma debido posiblemente a una intoxicación aunque los médicos rusos que le trataron primero hablaban de problemas de metabolismo.

La esposa de Navalny, Julia, llegó con él a Berlín, según sus colaboradores.

Especialistas médicos llevan al líder de la oposición rusa Alexei Navalny en una camilla a una ambulancia de camino a un aeropuerto antes de su evacuación médica a Alemania en Omsk.

 

 

Inicialmente los médicos rusos negaron la autorización de que Navalny volara a Alemania por considerar que no estaba en condiciones de hacerlo, pero posteriormente cedieron, después de que el activista fuera examinado por médicos alemanes.

La esposa de Navalny había dirigido también una carta al presidente ruso Vladimir Putin pidiendo que se le permitiera salir del país.

Navalny sufrió un colapso el jueves en un vuelo interno en Rusia y estuvo inicialmente internado en un hospital en Omsk, en Siberia y 2.200 kilómetros al este de Moscú.

Los seguidores de Navalny creen que el activista fue víctima de un envenenamiento por un té que tomó en el aeropuerto de Omsk. Navalny es uno de los críticos más destacados de Putin y ha estado varias veces detenido.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: