Tragedia en discoteca expone tensiones frente a la pandemia en Perú

La muerte de 13 personas el fin de semana en una discoteca clandestina en Perú tras una redada policial expuso las tensiones frente a uno de los encierros más duros del mundo a causa de la pandemia del coronavirus, publica Reuters.

La tragedia se dio en medio de un rebrote de la pandemia en el país, que bordea los 600.000 contagiados y unos 27.700 fallecidos en un contexto de recesión económica y una crisis sanitaria con hospitales abarrotados de pacientes por COVID-19.

Once de las 13 víctimas tenían coronavirus y 15 de los 23 detenidos en la fiesta también dieron positivo, dijo la policía tras los controles realizados luego del episodio.

Una de las asistentes, Geraldine Sánchez, contó que llegó a la fiesta cuatro horas antes de la tragedia junto con su hermana de 24 años, que fue una de las víctimas fatales.

“Gracias a Dios yo me he salvado. Si no, estaría como mi hermana asfixiada, muerta allí. Han tirado bombas lacrimógenas y las mujeres se espantaron”, dijo Sánchez a Reuters en la puerta de la morgue mientras buscaba información sobre el cuerpo de su hermana.

El Ministerio de Interior ha rechazado las versiones del uso de gases lacrimógenos para desalojar la fiesta y un primer examen pericial policial dijo que no halló evidencias al respecto.

Las muertes en el club nocturno Thomas Restobar de Lima se produjeron tras la intervención de un grupo de policías que llegó -alertados por vecinos- para detener la fiesta prohibida poco antes del inicio del toque de queda dominical.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: