Guatemala quiere terminar multimillonario contrato de las misiones médicas con Cuba

 

El gobierno de Guatemala está evaluando no renovar un convenio por el que trabajan en el país más de 438 cubanos, de ellos 295 médicos, dijeron las autoridades, publica el Nuevo Herald.

El país centroamericano, uno de los más pobres del continente, le paga a Cuba 7,000 quetzales, unos $900 al mes, por cada médico y cerca de tres millones de quetzales al mes por toda la “misión”, unos $389,000, de acuerdo al convenio revisado por el Nuevo Herald y a estadísticas reveladas por el Ministerio de Salud.

El acuerdo, que ha funcionado desde 1998, expira a finales de año y tanto el canciller, Pedro Brolo, como la ministra de Salud, Amelia Flores, han dicho que se está estudiando la contratación de médicos guatemaltecos para que sustituyan a los cubanos.

“Es un tema que ya veníamos manejando independientemente del pronunciamiento del día de ayer [de un diputado que pidió el fin de los convenios] y en eso estamos, en su momento se dará a conocer”, respondió Flores a medios de comunicación.

Varios médicos cubanos consultados por el Nuevo Herald para esta historia dijeron que Cuba utilizaba parte del estipendio en gastos de alojamiento.

Expertos consideran que la suma podría ser aún mayor por acuerdos que Cuba pide no sean revelados a los países que reciben a sus médicos.

Cuba también utiliza ayudas de organismos internacionales para este tipo de misiones en el exterior.

Además, establece severas medidas para impedir que los médicos abandonen las misiones, como retirarle el pasaporte y colocar en cada grupo a agentes de la Policía Política.

Cuba le exigió a Guatemala en el acuerdo que los médicos que trabajan en ese país solamente podrían hacerlo en el sector público y bajo el contrato de intermediación de La Habana.

Guatemala se comprometió a que los médicos no pudieran trabajar de manera independiente una vez terminado su contrato en el país.

“No contratar bajo ninguna modalidad a médicos y técnicos que hayan abandonado la Misión Médica internacionalista cubana”, reza el punto L del capítulo II del acuerdo..

Guatemala, además, corre con los gastos de alojamiento, pasaje de avión, hoteles, visas, transporte, alimentación, y en caso de fallecimiento del trabajador, los gastos funerarios.

El dinero recibido por los médicos está exento de impuestos y cargas fiscales, recoge el acuerdo.

Cuba por su parte, se compromete a enviar “personal médico calificado”, así como insumos y medicamentos para el trabajo de la Misión Médica.

El acuerdo también contemplaba que La Habana se hacía responsable por el pago del pasaje aéreo de los médicos que cometieran alguna “indisciplina grave” por la cual tuvieran que ser repatriados.

Las intenciones de eliminar el convenio médico no han caído bien en la embajada cubana en Ciudad de Guatemala, dijeron a este diario fuentes cercanas a la institución.

La embajada se apresuró a tuitear que gracias a la labor de los médicos cubanos se han realizado más de 47 millones de consultas y más de 494,000 cirugías en 22 años.

Sectores indígenas y movimientos sociales guatemaltecos rechazaron la posible salida de los médicos cubanos porque trabajan en algunas de las zonas más vulnerables del país.

 

 

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: