Pekín advierte a Praga de que pagará “un alto precio” por su visita a Taiwán

El ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, ha advertido a la República Checa de que pagará “un alto precio” por “desafiar el principio de ‘una sola China'” con la visita a Taiwán de una delegación checa liderada por el presidente del Senado del país centroeuropeo, Miloš Vystrcil, publica  La Vanguardia.

“Desafiar el principio de ‘una sola China’ (por el que Pekín niega la existencia de Taiwán como entidad política independiente y se arroga su soberanía) equivale a convertirse en enemigo de 1.400 millones de chinos”, aseguró Wang durante su actual gira europea, en declaraciones publicadas hoy en la página web del Ministerio de Exteriores de la potencia asiática.

Según Wang, “Taiwán (gobernado de forma autónoma desde 1949) es una parte inalienable de China”.

Para el canciller chino, la visita de la delegación checa “y de las fuerzas anti-China que hay detrás” supone “un acto de traición internacional”.

“El Gobierno y el pueblo chino no lo pasarán por alto ni se quedarán expectantes, y deben hacerle pagar un alto precio por su escasez de miras y especulación política”, avisó Wang.

La delegación checa, compuesta por 89 personas, aterrizó este domingo a las 11.00 hora local (03.00 hora GMT) en el aeropuerto internacional Taoyuan de Taipéi, donde fueron recibidos por el ministro taiwanés de Asuntos Exteriores, Joseph Wu.

Está previsto que la visita oficial de Vystrcil y otros líderes políticos y empresariales checos se prolongue hasta el próximo viernes, 4 de septiembre, tiempo en el que los representantes checos se reunirán con las autoridades taiwanesas y participarán en ferias de fomento del intercambio comercial.

Vystrcil ofrecerá hoy un discurso “sobre libertad, democracia y cooperación económica” entre ambos países ante los estudiantes de la Universidad Nacional Chengchi, según la agencia taiwanesa de noticias CNA.

Entre la comitiva checa se encuentra el alcalde de Praga, Zdenek Hrib, quien ya tuvo un encontronazo con las autoridades chinas a finales del pasado año con un incidente que supuso la ruptura del hermanamiento entre ambas capitales, ya que Pekín pretendía que el acuerdo cultural incluyera el compromiso de Praga con el principio de “una sola China”.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: