Nos llaman locos, pero estamos seguros de que los barcos perdidos de Hernán Cortés terminarán apareciendo

Roberto Junco vive en la tierra pero sueña debajo del agua. Como arqueólogo subacuático, su sueño es rescatar buena parte de la historia que ocultan los océanos. Y parece que va bien encaminado,  publica BBC.

A los 45 años, este investigador mexicano, subdirector de arqueología subacuática del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, puede presumir de participar en algunos de los hallazgos más importantes de los últimos años en el continente americano.

Como cuando en 2015 encontró un tesoro de oro y esmeraldas que cargaba un barco mercante hundido hace 300 años en la costa de Yucatán.

O cuando hace apenas unos meses descubrió una minería de ocre en cuevas inundadas por más de 7.000 años en el estado mexicano de Quintana Roo.

Ahora está empecinado en encontrar los legendarios barcos que presumiblemente hundió Hernán Cortés en 1519 en Veracruz. Aquellos que sacrificó para no abandonar México y sellar así la conquista del imperio azteca.

Junco dice que muchos lo tachan de loco porque afirman que esas naves no existen, pero ya ha encontrado tres anclas que coinciden con la época y confía en que el resto acabará apareciendo.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: