Este es un año especial y con más razón hay que acercarse a la Virgen, pide el arzobispo de Santiago de Cuba

La Virgen de la Caridad del Cobre, Reina y Patrona de Cuba, acompaña a cada uno de sus hijos dentro y fuera de la isla con su presencia maternal, recordó por su parte el padre Fernando Hería, rector del Santuario Nacional, Ermita de la Caridad, en Miami, lugar en el que permanece la imagen de la Virgen Morena que Luis Gutiérrez, dentro de una maleta sacó de la isla hace 59 años, publica Radio TV Martí.

“Estamos compartiendo ese amor de Dios que hay en nuestro corazón, ese amor de la madre con que ella nos cubre con su manto. Tenemos que propagarlo unos a otros”, dijo el padre.

“Me siento muy orgulloso de que nuestra madre no solamente nos pertenece a nosotros sino que pertenece a todo el pueblo hispano. Eso es indiscutible en este momento”, indicó el sacerdote.

“La Ermita de Miami es la casa de todos los hijos de María de la Caridad, sin distinción de los cubanos y de todos los hermanos latinoamericanos, como deseaba el fallecido obispo Monseñor Agustín Román”, agregó Hería.

“Al Santuario llegan las personas con sus ruegos y esperanzas, para sentirse acogidos por la Virgen María, la Santa Madre de Dios”, explicó el sacerdote.

La festividad del Día de la Caridad, el jueves 8 de septiembre, comienza a las 7 de la mañana, cuando se permitirá el acceso de peregrinos al Santuario para saludar a la Virgen y dejar sus ofrendas, señaló el rector de la Ermita.

“Se requiere mascarilla y mantener la distancia social en todo momento”, destacó.

La imagen de la Virgen será llevada en procesión vehicular hasta la Iglesia San Miguel Arcángel de Miami, se ubicará en el exterior del templo para que los fieles puedan saludarla, sin bajarse de los automóviles.

A las 7 de la noche la Misa Solemne en Honor a Nuestra Señora de la Caridad estará presidida por Thomas Wenski, Arzobispo de la Arquidiócesis de Miami.

Monseñor Emilio Aranguren, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, señaló que la Virgen de la Caridad es la madre amorosa de todos, como dijo San Juan Pablo II en su visita a la isla en 1998:

“Las personas acuden a la Virgen de manera especial como hijo, pidiendo su bendición y su protección maternal”, dijo el monseñor.

Según los documentos que se conservan en el Archivo de Indias de Sevilla, la imagen de Nuestra Señora de la Caridad fue hallada en 1612 flotando en el mar, en la Bahía de Nipe, junto a una tabla con la inscripción “Soy la Virgen de la Caridad”, por tres trabajadores de las minas de cobre de la zona que iban en una barca en busca de sal.

“Los tres Juanes”, como son conocidos en Cuba, eran dos indios, Juan y Rodrigo de Hoyos, y un niño negro, Juan Moreno, que la llevaron a la mina El Cobre, donde en 1684 fue edificado el primer santuario.

La imagen original se encuentra actualmente y se venera en la Basílica Santuario Nacional de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre en Santiago de Cuba.

“Propaguemos la pandemia del amor, es mi mensaje muy especial este año”, concluyó el rector del Santuario.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: