Siete muertos y ola de destrucción en protestas contra la Policía en Colombia

Según la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, en lo que va del año se han presentado 137 denuncias por uso excesivo de la fuerza de la policía en la capital colombiana.


Al menos siete personas murieron en la violenta jornada de protestas de anoche en Bogotá y otras ciudades de Colombia, desencadenada por la brutalidad policial que causó la muerte al abogado Javier Ordóñez durante su arresto, que recibió repetidas descargas con un arma eléctrica cuando era inmovilizado por dos agentes.

“Siete particulares resultaron muertos: cinco en Bogotá y dos en Soacha”, manifestó este jueves  el subdirector de la Policía, general Gustavo Moreno, en una rueda de prensa con el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, en la que hicieron un balance de la noche de vandalismo en la capital colombiana.

Los peores disturbios tuvieron lugar en Bogotá y en Soacha, populosa localidad situada al sur de la capital colombiana, pero también hubo violencia en otras ciudades del país como Cali, Medellín, Ibagué, Mosquera y Madrid, estas dos últimas cercanas a Bogotá.

Canales locales en Bogotá mostraron violentos choques de manifestantes y policías que trataban de contener el avance las protestas. La agresión que desató las manifestaciones ocurrió en la madrugada del miércoles en el noroeste de Bogotá.

Decenas de heridos

El general Moreno añadió que, en los disturbios, 55 personas quedaron lesionadas y fueron ingresadas en hospitales por lesiones con objetos contundentes, 51 de ellos en Bogotá y los otros cuatro en Soacha. Igualmente sufrieron lesiones 93 policías, la mayoría de ellos en Bogotá (87) durante la oleada de vandalismo en la que fueron incendiadas instalaciones policiales y autobuses públicos.

La Policía capturó a 70 personas involucradas en los desmanes “por daño en bien público y violencia contra servidor público” tanto en Bogotá como en Medellín, Cali y ciudades del extrarradio de la capital en la que hubo violencia. La Policía detalló que 56 instalaciones policiales fueron afectadas y que los daños más graves tuvieron lugar en 53 CAI (Comandos de Acción Inmediata), 49 de ellos en Bogotá, de los cuales 22 fueron incendiados.

(DW, EFE, AFP)

 

 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: