Provea: 1.611 personas fueron asesinadas por policías y militares de enero a junio de 2020

Provea denuncia que 1.611 personas fueron asesinadas por policías y militares de enero a junio de 2020. Una política de Estado con una institucionalidad favorable al abuso del Poder y la impunidad.

La mayoría de víctimas jóvenes pobres entre los 18 y 30 años, dijo Provea en su recién posteado trabajo sobre la violencia policial y sus excesos, publica Caraota Digital.

Los datos publicados, por el Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea), son resultado de un trabajo conjunto que vienen realizando el Centro de Investigación de los Padres Jesuitas “Centro Gumilla” y el Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea).

Las dos organizaciones iniciaron desde el año pasado un proceso de contraloría social a la violencia institucional policial y militar.

En el reporte se evidencia que “las miles de víctimas que deja la violencia institucional en Venezuela, son consecuencia de una política de Estado que combina el aliento brindado por las altas autoridades para la comisión de los abusos, y la impunidad estructural dado el copamiento del sistema de administración de justicia, porparte del proyecto político oficialista.

Los funcionarios actúan con plena libertad dada la certeza de que su conducta no será investigada ni sancionada, y debido a que cuentan con el respaldo de gobernadores, ministros y otras altas figuras de la gestión pública.

En los pocos casos que se investigan las instituciones actúan con discriminación.

El pasado 21 de agosto funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana adscritos al componente Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), asesinaron a los ciudadanos Andrés Eloy Nieves Zacarías y Víctor Manuel Torres, trabajadores de la televisora Guacamaya TV en el estado Zulia, un medio de comunicación que mantiene un perfil de apoyo al régimen de Nicolás maduro.

Para alivio de los familiares de las víctimas, el Ministerio Público actuó rápido y cuatro días después fueron detenidos los funcionarios presuntamente responsables del crimen.

Por los hechos, se privó de libertad a José Contreras y Néstor Olano y se ordenó la captura de los funcionarios Andrés Díaz, y José Moreno.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: