Hambre y coronavirus, la triste realidad de Ciego de Ávila


En el Ingenito, una localidad de Ciego de Ávila, Cuba, la población salió a las calles este lunes a protestar por la falta de alimentos a la que los somete el régimen castrista.

Así lo reporta par radio y TV Martí la periodista Ivette Pacheco.


Image

Protesta El Ingenito (Radio TV Martí)


 

Las noticias de la provincia siguen siendo ingratas. Ahora los maestros del territorio deben trabajar como empleados de limpieza y desinfección de las áreas donde se detectó el último brote de COVID 19 en el Hospital Dr. «Antonio Luaces Iraola» para poder ganarse el salario.

Por el momento el grupo lo conforman 15 maestros, empleados en la “Brigada Che Guevara”.

La prensa castrista, que todo lo relativiza, asegura que “los docentes cambiaron sus instrumentos para la enseñanza, por utensilios para barrer y trapear”. Ni los periódicos, la radio o la televisión locales mencionan el peligro al que se exponen los maestros de Ciego de Ávila.

Los docentes se quejan de que no reciben la protección adecuada. Tampoco les garantizan jabón o desinfectante de manos; ni siquiera el remplazo de los guantes, ya que el mejor de los días reciben un solo par que debe durarles las 8 horas de trabajo.

 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: