Timochenko reconoce y pide perdón por casos de reclutamiento de menores y abortos forzosos

El jefe del partido FARC, Rodrigo Londoño, afirma que en el proceso de paz los exguerrilleros han aprendido a pedir perdón porque han podido escuchar la verdad de todos los actores y tejer relaciones estrechas con las víctimas, publica RFI.

“He ido decubriendo unas FARC que he llegado a odiar porque no tiene que ver con las FARC a las que yo ingresé” declaró el otrora comandante máximo del grupo guerrillero hoy desmovilizado y actual jefe del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

En entrevista con la cadena radial colombiana Caracol Rodrigo Londoño aseguró que, gracias a la construcción de la verdad que se viene adelantando con la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), los exguerrilleros hoy desmovilizados han podido reconocer los horrores que cometieron durante la guerra.

Uno de ellos, el reclutamiento de menores.

Aunque en el marco privado de los procesos que se siguen en la JEP, el partido Farc ha demandado el perdón a las víctimas, esta es la primera vez que el dirigente político y ex comandante del grupo guerrillero pide públicamente perdón a las personas que durante la guerra fueron reclutadas por la fuerza: “pido perdón a todos aquellos que se les frustró su futuro, se les frustró su vida, se les obligó a hacer lo que no querian hacer” dijo.

El líder de las FARC aclaró que el criterio del grupo como edad mínima para aceptar el ingreso a sus filas eran los 15 años.

Esta decisión debió ser revaluada en su momento, reconoció Londoño así como también admitió que ahora, en la vida civil, se ha ido enterando que menores de esa edad sí fueron reclutados.

Londoño explicó que este proceso de paz le ha permitido escuchar y enterarse de situaciones lamentables que ocurrieron en la guerrilla y que él desconocia.

El político se refirió especificamente al tema de guerrilleras que fueron obligadas a abortar.

“Cuando escuché por primera vez que en las FARC se obligó a mujeres a abortar, pensé que era propaganda, que era para descalificarnos; pero en la medida que pude ir conversando e investigando, tengo la certeza de que sí obligaron a mujeres a abortar. Eso me parece un crimen que no tiene ninguna justificación, ni explicación” aseguró Londoño pero desmintió categóricamente las señalamientos calumniosos, dijo, que lo acusan de haber mandado reclutar niñas para “desflorarlas” cuando fungía como comandante máximo del grupo guerrillero.

 

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: