Muere otra mujer en Miami por cirugía de aumento de glúteos

Gia Romualdo-Rodríguez viajó desde Nueva York a Miami para someterse a una cirugía en Xiluet, una clínica que se especializa en el aumentos de los senos, la liposucción y el levantamiento de glúteos brasileño, publica El Nuevo Herald.

Pero esta semana, durante la cirugía, sus niveles de oxígeno y las pulsaciones del corazón se desplomaron alarmantemente.

Tras percatarse de que no podía salvarla, la cirujana que la estaba operando llamó al 911.

Romualdo-Rodríguez fue llevada de urgencia al Hospital Kendall Regional, dijo la policía del Condado Miami-Dade, pero fue muy tarde.

Murió a los 46 años. El Departamento de Medicina Forense del Condado Miami-Dade dijo el jueves que se determinó que la muerte de Romualdo-Rodríguez ocurrió de forma accidental, debido a un embolismo provocado por una inyección de grasa en los glúteos.

El caso es la última muerte relacionada con el aumento de glúteos brasileño en Miami, ciudad que atrae a mujeres y a hombres de todas partes del país dispuestos a correr el riesgo de una peligrosa cirugía con tal de tener un trasero más grande y más torneado. Por lo menos 20 personas han muerto en la Florida en los últimos 10 años debido a complicaciones del procedimiento, casi todas en Miami, según un investigador que ha rastreado las muertes.

Las fatalidades relacionadas con el popular procedimiento han sucedido con tanta frecuencia que el año pasado la Junta de Medicina de la Florida estableció nuevas restricciones para los cirujanos.

Las reglas prohíben inyectar grasa en los músculos de los glúteos de un paciente debido al riesgo de perforar la vena glútea superior, lo que puede provocar coágulos de grasa que podrían desplazarse al corazón y a los pulmones, lo que haría que estos órganos colapsaran.

Durante una cirugía de aumento de glúteos brasileño, el cirujano saca grasa del estómago del paciente mediante liposucción. La grasa se procesa y luego se inyecta en los glúteos.

La regla que estableció la Junta de Medicina exige que los médicos inyecten la grasa encima del músculo y debajo de la piel.

Sin embargo, por lo menos tres muertes por coágulos de grasa han ocurrido desde que la regla entró en vigor, dijo el doctor de Miami Onelio García, cirujano plástico que ha ayudado a los forenses en estos casos.

“Hemos enviado todo tipo de notificaciones a los cirujanos plásticos sobre lo que necesitan saber para cuidar a los pacientes, pero sobre todo, lo que no deben hacer”, dijo García, miembro de la Sociedad de Cirujanos Plásticos de la Florida, que ha cabildeado y defendido la regla.

En el caso de la muerte de Romualdo-Rodríguez, la cirujana fue la Dra. Stephanie Stover, de la clínica Xiluet Plastic Surgery , ubicada en la cuadra 8300 de la calle 8 del SW.

El jueves, una empleada de la oficina le dijo a un reportero del Miami Herald que la doctora Stover no podía comentar sobre el caso.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: