Fuerzas políticas en EE.UU. listas para la lucha por la vacante en la Corte Suprema

Con la muerte de la jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg, el viernes 18 de septiembre de 2020, se trazaron líneas de batalla en el panorama político estadounidense por su reemplazo, publica VOA.

La muerte de Ginsburg silenció la voz liberal más conocida del alto tribunal y planteó la posibilidad de una mayoría conservadora de 6-3 en el estrado.

La vacante se produjo semanas antes de las elecciones generales del 3 de noviembre, que decidirán si el presidente Donald Trump obtiene un segundo mandato y qué partido controlará las cámaras del Congreso. Cómo y cuándo se llene la vacante tendrá un impacto político inmediato y podría dejar una huella permanente en cómo funciona el Senado y se gobierna Estados Unidos.

Los conservadores, ansiosos ante la perspectiva de un tercer juez de la corte suprema nominado por Trump, aplaudieron la promesa del líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, el viernes por la noche, de que la eventual elección de Trump “recibirá una votación en el Senado de Estados Unidos”. No ofreció una fecha.

“Esto es un cambio radical, es pura política”, dijo Leahy, miembro del Comité Judicial del Senado. “Va a manchar la Corte Suprema”.

Leahy y otros demócratas escribieron una carta al presidente del comité, el republicano de Carolina del Sur Lindsey Graham, diciendo: “No puede haber un conjunto de reglas para un presidente republicano y otro para un presidente demócrata, y considerar a un nominado antes de la próxima inauguración sería totalmente inapropiado”.

Por su parte, Graham rechazó tales llamadas y señaló que en 2013 los demócratas cambiaron las reglas del Senado para acelerar la confirmación de los nominados judiciales de Obama y trataron sin éxito de bloquear al segundo nominado de Trump a la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, cuya confirmación en 2018 se vio enturbiada por una acusación mala conducta sexual.

“A la luz de estos dos eventos, apoyaré a @realDonaldTrump en cualquier esfuerzo por avanzar con respecto a la reciente vacante [de la Corte Suprema]”, tuiteó Graham.

El presidente Trump y los republicanos del Senado han trabajado arduamente para revertir décadas de activismo liberal en nuestro sistema judicial y no deberían flaquear ahora, dijo el brazo político de la Fundación Heritage, con sede en Washington,  en un comunicado.

“Los republicanos deben ejercer el poder de confirmación que los votantes les han confiado”

Los grupos liberales y demócratas, mientras tanto, se preparaban para la batalla.

 

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: