Argentina: huyen multinacionales y crece la demanda por instalarse en Brasil y Uruguay

El fenómeno no se limita a las grandes empresas de capital extranjero.

Cientos de pequeñas y medianas empresas están estudiando la posibilidad de hacer de Brasil y Uruguay su base de producción.

Detrás del movimiento, los analistas identifican medidas arbitrarias e intervencionistas del gobierno argentino que aumentan el riesgo para las empresas, afectan el clima de negocios y ahuyentan la inversión, publica RFI.

La lista de multinacionales regionales y mundiales que deciden abandonar la Argentina o reducir su exposición aumenta cada día.

Son aerolíneas, grandes tiendas minoristas, supermercados, empresas de autopartes, laboratorios y grandes marcas conocidas.

Los casos más emblemáticos son la aerolínea chileno-brasileña Latam y la cadena de grandes almacenes chilena Falabella, pero la lista incluye las aerolíneas noruegas, de Qatar, Emiratos y Air New Zeland.

Empresas francesas como el laboratorio Pierre Fabre y la empresa de autopartes Saint-Gobain Sekurit también han salido.

El alemán Basf llevó a Brasil su línea de pinturas para automóviles y el farmacéutico también alemán Gerresheime decidió dejar el país.

También hay marcas textiles emblemáticas como Nike, Wrangler y Lee. Las autopartes estadounidense Axalta y las energéticas Raizen Gas y GE Energy abandonaron el mercado argentino.

Según un estudio de First Capital, la lista abarca 28 multinacionales en los últimos seis meses.

Desde que el actual gobierno argentino ganó las elecciones hace un año, 50 empresas han seguido el mismo camino.

Otras 20 empresas están evaluando si están en venta.

Las pequeñas y medianas empresas argentinas se dirigen a Brasil y Uruguay
Aunque no tienen la visibilidad de las multinacionales, el fenómeno de la fuga también abarca a las empresas argentinas, especialmente las pequeñas y medianas.

“Desde que el gobierno anunció el endurecimiento de los controles de cambio hace 10 días, las consultas con las pequeñas y medianas empresas han aumentado exponencialmente. A menudo son empresas familiares, pero también hay algunas grandes”, dijo a RFI Gustavo Segré, socio de la consultora CenterGroup en Brasil.

“Antes recibíamos una consulta por día de los argentinos interesados en tener la residencia brasileña y tres consultas por semana de los interesados en iniciar empresas en Brasil. Ahora, las consultas diarias para la residencia se han multiplicado por diez y las consultas para las empresas por cinco. No nos estamos dando abasto”, ilustra Segré.

El consultor argentino explica que son personas que quieren abrir una puerta en Brasil en caso de que la situación económica en Argentina se complique aún más.

 

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: