El líder de Hezbolá rechaza la ‘intimidación’ y el tono de Macron

Hassan Nasrala reafirmó su apoyo a la iniciativa de París, pidiendo la formación de un gobierno en el Líbano lo antes posible, pero pidió una “revisión” del tono y el modus operandi, publica RFI.

El tono medido no ocultó la ira contenida del líder de Hezbolá.

Escogiendo cuidadosamente sus palabras, el dirigente criticó la forma y el fondo del discurso de Emmanuel Macron, al tiempo que reafirmó su apoyo a los esfuerzos de Francia para ayudar al Líbano a salir de sus múltiples crisis. Sin embargo, la iniciativa francesa no debe “convertirse en un mandato o en tutela”, advirtió.

Hassan Nasrala se defendió de haber impedido la formación de un nuevo gobierno, culpando a los ex primeros ministros suníes, dirigidos por Saad Hariri, de este fracaso.

Detrás de ellos están, dijo, los Estados Unidos y Arabia Saudita.

Su objetivo es hacerse con todo el poder en el Líbano, aunque sólo representen una parte de la minoría parlamentaria, añadió Hassan Nasrala.

El líder de Hezbolá criticó a Emmanuel Macron por comportarse como “un fiscal, un juez de instrucción, un wali [suerte de gobernador en el mundo islámico] o un gobernador”.

Rechazó la “intimidación” y el “tono condescendiente” y condenó los cargos de “traición” presentados por el presidente francés.

Unas horas antes, fue el movimiento Amal el que criticó al presidente francés.

l grupo chiíta, dirigido por el Presidente del Parlamento, Nabih Berry, expresó su “sorpresa” ante las acusaciones y observaciones de Emmanuel Macron.

“Han pasado 30 años desde que todo el mundo ha estado robando en la caja registradora, ¿y Macron no ha notado nada? ¿Y eso sólo sería Hezbolá? Si acusara a todos los partidos, cristianos, sunitas, chiítas, de corrupción, bien, pero francamente, nuestro partido sólo entró en la política en 2005. Macron olvida décadas de corrupción y sólo nos acusa a nosotros, no tiene sentido”, sostuvo.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: