Nuevo paquete de estímulo demócrata mantiene cheque de $1,200 y los $600 para desempleados

El esperado segundo cheque de estímulo de $1,200 y una expansión de los beneficios a los desempleados siguen teniendo un lugar preponderante en un reducido paquete de ayuda presentado el lunes por los demócratas para mitigar los efectos del coronavirus en la economía, publica El Nuevo Herald.

El nuevo paquete de $2.2 billones es una actualización del HEROES Act, que contemplaba una ayuda de $3.4 billones y fue aprobado por la Cámara pero nunca llegó al Senado.

Por su parte, los republicanos presentaron en agosto el HEALS Act, un paquete de estímulo de $1 billón, que en septiembre quedó reducido a $500,000 millones, y que no logró los votos necesarios para avanzar en el Senado.

La nueva versión del paquete demócrata fue presentada el lunes por la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, antes de sostener conversaciones con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

El martes Pelosi y Mnuchin hablaron por teléfono alrededor de 50 minutos sobre este tema y se espera que vuelvan a hablar el miércoles.

Además del pago directo de $1,200 y $500 por cada dependiente, el paquete reducido sigue incluyendo la ayuda extra semanal de $600 para los desempleados, que se agotó el 31 de julio.

Esta suma resulta un salvavidas en momentos que continúan los despidos y recortes de personal de grandes compañías, como Walt Disney Company, que anunció el martes que despedirá a 28,000 trabajadores de sus parques temáticos en Florida y California.

Sindicatos de trabajadores como Actors’ Equity Association, que representa a 51,000 actores y trabajadores del teatro, están pidiendo la aprobación del HEROES Act en el Senado.

“En Florida, los trabajadores despedidos de Disney solo pueden recibir $275 en beneficios de desempleo, lo cual es inconcebible. El Senado debe ayudar a estos trabajadores”, añadió McColl.

El paquete demócrata también incluye $225,000 millones para educación; $436,000 millones en ayuda federal para los gobiernos estatales y locales; $50,000 millones en asistencia de emergencia para pagar el alquiler; $120,000 para la industria de restaurantes y el relanzamiento del Programa de Protección de Pagos (PPP) para pequeños negocios.

Para ser aprobado, el paquete necesita apoyo de ambos partidos, y Mnuchin dijo a principios de este mes que la Casa Blanca podría estar de acuerdo con un paquete de ayuda que costara $1.15 billones, según The New York Times.

Muchos economistas coinciden en que el segundo paquete de estímulo es esencial para la recuperación de la economía.

“Un segundo cheque es esencial. Muchas personas sin trabajo necesitan desesperadamente ese dinero para necesidades básicas como alimentos y vivienda. Muchos pueden haber perdido el acceso al seguro médico”, dijo a finales de agosto a el Nuevo Herald la profesora Deanne Butchey, del Departamento de Finanzas de la Universidad Internacional de la Florida.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: