La Habana y Ciego de Ávila encabezan los 48 nuevos contagios de COVID en Cuba

Las provincias cubanas de La Habana y Ciego de Ávila se sitúan a la cabeza de los nuevos 48 contagios detectados en la isla este viernes, cuando en la capital comienza una flexibilización de las medidas más restrictivas aplicadas durante el mes de septiembre, publica EFE.

La Habana reportó hoy otros 13 casos positivos después de los 10 del miércoles y los 9 de ayer jueves, una muestra de la tendencia a la baja y el control de los rebrotes que complicaron la situación epidemiológica de la ciudad sobre todo desde finales de julio pasado, cuando comenzó la segunda ola del coronavirus en Cuba.

Esa circunstancia provocó la cancelación de la desescalada en la urbe capitalina en agosto y la aplicación de medidas extremas como un toque de queda nocturno, el cierre de las playas y la suspensión del transporte público.

Pero desde ayer, comenzó una nueva reapertura hacia la normalidad que elimina esas restricciones luego de que las autoridades de la ciudad evaluaran su efectividad, aunque hay algunas que se modifican o mantienen como la incomunicación de la ciudad con el resto del país y el uso obligatorio de la mascarilla en espacios públicos.

La reincorporación al trabajo para reactivar la producción y los servicios, a la vez que el inicio del curso escolar 2020-2021, previsto para el próximo 2 de noviembre, son otras de las disposiciones adoptadas.

De hecho, el director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap), Francisco Durán, señaló hoy en su comparecencia diaria por televisión, que la capital se mantiene en la “fase 0” de “trasmisión autóctona limitada” con una flexibilización de algunas de las medidas de esta etapa de la reapertura.

Asimismo, indicó que las autoridades realizarán una “evaluación sistemática” del comportamiento de la “desescalada” y las medidas se irán adecuando de acuerdo a la marcha del proceso.

“Llevamos 7 meses con las restricciones y hay que irse recuperando y la autoresponsabilidad de todas las personas también tiene que jugar su papel”, recalcó el especialista.

En el momento de anunciar la decisión de suavizar las fuertes medidas impuestas en La Habana el pasado septiembre las autoridades han insistido en la necesidad de reactivar la vitalidad económica, por lo que han apelado a la responsabilidad individual y colectiva ante una reapertura que reconocen es “riesgosa”.

De los últimos 48 confirmados, 43 son cubanos y 5 obreros indios que trabajan en obras de construcción del turismo en La Habana, 38 estaban asintomáticos en el momento del diagnóstico, 44 son contactos de casos confirmados y en 4 no fue precisada la fuente de infección.

Otros contagiados fueron detectados en las provincias de Sancti Spíritus (6) y en las occidentales Artemisa y Matanzas, un caso en cada una.

Ciego de Ávila sumó este viernes 27 nuevas infecciones a través de su municipio cabecera homónimo, que al igual que La Habana está en la fase “0”, después del retroceso provocado por un rebrote en esa provincia central donde la tasa de incidencia de casos confirmados por 100.000 habitantes es la mayor del país.

Recientes valoraciones de los especialistas que analizan la situación en Ciego de Ávila, indican que, si bien al principio del nuevo brote de la epidemia se elevó el número de casos activos, a finalizar septiembre se comenzó a evidenciar una mayor cifra de pacientes recuperados y menos personas fallecidas.

Esa teoría observa que la tendencia que se aprecia en general es a que disminuyan los contagios y acerca la posibilidad de que se avanza hacia el control de la epidemia.

 

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: