La policia establece controles de tráfico mientras Madrid regresa al confinamiento

La policía estableció controles y detuvo vehículos el sábado en las principales carreteras de entrada y salida de Madrid, mientras la ciudad volvía a ser confinada a raíz de la escalada en los casos de coronavirus, publica Reuters.

Unos 4,8 millones de personas tiene prohibido salir de la capital, mientras que los restaurantes y bares deben cerrar temprano y reducir su aforo a la mitad.

Las nuevas restricciones, que comenzaron el viernes por la noche, no son tan estrictas como las medidas que se tomaron en marzo, cuando la población tenía prohibido salir de sus casas.

Sin embargo, las autoridades aconsejaron a los residentes disminuir los desplazamientos a menos que fuera absolutamente necesario. Está prohibido viajar excepto para ir al trabajo, a la escuela, al centro sanitario o salir a comprar.

“Hay menos gente que de costumbre, las tiendas están más vacías, los bares también vacíos, y hay una sensación de tristeza, de bastante tristeza en el ambiente”, dijo Valerio Rojo, director del Círculo de Bellas Artes de Madrid.

“Teníamos reservas, pero mucha gente ha llamado para cancelarlas”, dijo Macarena Molina, que trabaja en un hostal del centro de Madrid. “Hoy teníamos una reserva a través de Booking y la cancelaron una hora antes diciendo que no iban a viajar por las restricciones”.

Las últimas medidas ordenadas por el Gobierno central, dirigido por una coalición de izquierdas encabezada por el Partido Socialista, fueron impuestas a regañadientes por Ejecutivo regional, dirigido por la conservadora Isabel Díaz Ayuso, ya que dijeron que paralizaría la economía.

Los bares y restaurantes de Madrid deben cerrar a las 11 de la noche en lugar de la 1 de la mañana, mientras que los restaurantes, gimnasios y tiendas deben reducir su aforo a la mitad.

Las reuniones de más de seis personas siguen estando prohibidas.

Cerca de la Plaza Mayor, normalmente llena de turistas los sábados a mediodía, Luis, camarero, trataba de conseguir clientes con un menú en la mano.

“Nadie pasa por aquí”, dijo. “No sé cuánto hasta cuándo aguantaremos en nuestro trabajo”.

Con 850 casos por cada 100.000 personas, según la Organización Mundial de la Salud, la región de Madrid tiene la peor tasa de Europa.

España ha registrado hasta este viernes un total de 789.932 casos de coronavirus, más que cualquier otro país de Europa Occidental, y más de 32.000 muertos.

Las muertes diarias están ahora cerca de sus niveles más altos desde principios de mayo, pero lejos del récord de 900 muertos diarios marcado en finales de marzo, en el punto álgido de la primera ola de la pandemia.

 

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: