Pastor de la Iglesia Misionera de Cuba denuncia ataques contra su congregación (Video)

En la denuncia recibida por Radio Viva 24 un miembro de la iglesia describe que una piedra, lanzada desde el exterior por desconocidos, le rozó la cabeza a su hija y asegura que las consecuencias pudieron haber sido fatales.

“Somos una iglesia llamada a traer paz, a traer amor, pero hay un sistema gubernamental que no quiere paz, ni quiere amor”, señala pastor Yoel Demetrio


 

El pastor Yoel Demetrio,  residente de Las Tunas, en el oriente de Cuba, asegura estar consternado ante los frecuentes ataques que recibe su comunidad durante las horas de culto.

Demetrio es el líder de la Iglesia Misionera en Cuba, una congregación que pertenece al Movimiento Apostólico, que cuenta con más de 1000 seguidores en la isla.

El recinto que preside Demetrio es apedreado frecuentemente por personas desconocidas que huyen después de la vandalización. Los violentos no muestran el rostro y usan la oscuridad para escapar luego de los ataques.

En un video enviado a Radio Viva 24, el pastor dirige un firme discurso a sus agresores:

“Muchas personas quizás duden de este proceder contra nuestra iglesia. Somos una iglesia llamada a traer paz, a traer amor, pero hay un sistema gubernamental que no quiere paz, ni quiere amor”, señala pastor Yoel Demetrio.

En el video enviado a nuestra estación, el pastor pide a tres miembros de su comunidad que cuenten sus experiencias al respecto. Busca así guardar testimonio, antes de que ocurra lo que parece inevitable, o sea, que una piedra lesione o mate a uno de los fieles.

“Traigo aquí algunas piedras, porque han tirado bastante. El techo está lleno de piedras. Como pastora y como madre cubana exhorto a todas las personas que han conllevado a tirar piedras, que se arrepientan, porque el día que le den un golpe a un niño o le saquen un ojo, o lo maten, tendrán que rendirle cuentas primeramente a Dios y luego al mundo”, comenta una de las testigos.

Otro hombre, con su hija en brazos, relata que la pequeña casi fue alcanzada por una piedra. “Le rozó por aquí”, dice y señala la cabeza de la niña.

Un tercer testigo pide que se ponga fin a la violencia, pero asegura: “somos cristianos, pero también somos humanos. Si algo le pasa a alguno de mis tres hijos aquí (…), no respondemos de lo que hagamos si cogemos a alguna persona haciendo esto”.

En su alocución, el pastor Yoel Demetrio señala: “somos una iglesia llamada a traer paz, a traer amor, pero hay un un sistema gubernamental que no quiere paz, ni quiere amor. En varias ocasiones hicimos las denuncias a las autoridades gubernamentales, fuimos a la fiscalía, fuimos a Justicia, a ver al jefe de los sectores, pero no se ha dado solución al problema”.



¿Mar de fondo?

 

Desde el año 2010 Yoel Demetrio ha sido objeto de persecución por parte del Departamento de la Seguridad del Estado. Tanto él como otros líderes evangélicos sufren el acoso del régimen porque exigen libertad religiosa en Cuba.

Religiosos consultados por Radio Viva 24 coinciden en que los ataques a la iglesia podrían estar dirigidos por la policía política, que suele emplear para esas tareas a menores de edad o a personas con algún tipo de trastornos mentales.

Este año el líder religioso ha sido detenido varias veces. También lo han amenazado con el Decreto-Ley 370, porque las autoridades cubanas se oponen a que él denuncie en las redes sociales  los problemas domésticos de la isla; pero eso es algo a lo que el pastor se niega.

 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: