Administración Trump optimista que el presidente podría ser dado de alta del hospital

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, dijo que el presidente Donald Trump se reunirá con los médicos que lo tratan por COVID-19 el lunes para evaluar su progreso y la administración es “optimista” de que podría ser dado de alta del hospital más tarde ese mismo día, publica VOA.

“Hablé con el presidente esta mañana. Continuó mejorando durante la noche y está listo para volver a un horario de trabajo normal”, dijo Meadows a Fox News.

“Todavía somos optimistas de que podrá regresar a la Casa Blanca más tarde hoy”, agregó.

El domingo, después de tuitear un video de que está “recibiendo excelentes informes” de sus médicos, Trump prometió una pequeña sorpresa para sus seguidores fuera del hospital donde está siendo tratado.

Luego, el presidente abandonó brevemente el Centro Médico Militar Walter Reed en una camioneta blindada con agentes del Servicio Secreto para pasar junto a una multitud que agitaba banderas y vitoreaban fuera del hospital.

“El presidente Trump participó en una pequeña caravana de última hora para saludar a sus seguidores afuera y ahora ha regresado a la suite presidencial dentro de Walter Reed”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, en un comunicado.

El domingo temprano, los médicos que trataron al presidente revelaron que el mandatario experimentó “dos episodios de caídas transitorias en su saturación de oxígeno”.

A pesar de eso, “el hecho es que le está yendo muy bien”, dijo a los periodistas el médico de cabecera del presidente, el Dr. Sean Conley.

Un equipo dirigido por Conley fue más transparente durante la rueda de prensa del domingo que el día anterior, cuando su aparición ante un grupo de reporteros de la Casa Blanca pareció plantear tantas preguntas como respuestas.

Conley, al que un periodista le preguntó por qué se había mostrado evasivo en la pregunta de si Trump había requerido oxígeno suplementario en la Casa Blanca el viernes, lo que hizo el presidente durante aproximadamente una hora, respondió que estaba tratando de “reflejar la actitud optimista del equipo”.

El doctor Conley, un osteópata y comandante de la Marina de los EE.UU., explicó que no quería “dar ninguna información que pudiera desviar el curso de la enfermedad en otra dirección y al hacerlo resultó como que estábamos tratando de ocultar algo, que no era no es necesariamente cierto”.

 

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: