Cuba reabrirá el balneario de Varadero desde el 15 de octubre

Varadero, el principal destino de sol y playas de Cuba, reabrirá al turismo internacional y reanudará las operaciones aéreas el próximo 15 de octubre tras varios meses cerrado a los viajeros extranjeros por la pandemia de la COVID-19, publica El Nuevo Herald.

Para comenzar a recibir a los viajeros internacionales, el balneario situado 140 kilómetros al este de La Habana prevé una apertura parcial, anunció este fin de semana el Ministerio del Turismo (Mintur).

En la etapa inicial de reapertura los clientes podrán alojarse en hoteles de cuatro y cinco estrellas, y realizar excursiones y otras actividades dentro de una zona aprobada, según explicó la nota del Mintur.

En todos los hoteles del centro turístico se instalará un equipo médico que realizará pesquisas del estado de salud de los clientes frecuentemente para detectar síntomas que puedan estar relacionados con el coronavirus.

Asimismo, todos los servicios serán pagados por los clientes con tarjetas de crédito para evitar la manipulación de dinero en efectivo.

Las actividades extrahoteleras incluidas en esta fase estarán vinculadas a las marinas Chapelín y Gaviota, servicios gastronómicos, comerciales y de recreación, así como el delfinario, entre otras.

Varadero tenía limitado el acceso sólo a los empleados de las instalaciones turísticas desde el pasado 25 de mayo por las medidas aplicadas en la isla para evitar la propagación del coronavirus, pero con la desescalada iniciada en julio se permitió la entrada al turismo local.

Entonces los trabajadores de ese enclave se encargaron del acondicionamiento de las instalaciones turísticas de cara a su futura reapertura y los constructores continuaron la ejecución de obras no aplazadas a pesar de la situación epidemiológica creada por la pandemia.

El aeropuerto internacional Juan Gualberto Gómez de Varadero, considerado el segundo en importancia del país por sus ingresos y tráfico, se encuentra listo para reanudar todas sus operaciones y están establecidos los protocolos de bioseguridad para recibir a los visitantes, indicó el Mintur.

El 28 de marzo pasado, un avión de la aerolínea alemana Cóndor con 253 pasajeros a bordo con destino a Francia se convirtió en el último en despegar por la pista del Juan Gualberto Gómez.

Debido a la pandemia la terminal aérea estuvo cerrada desde entonces y ese periodo se aprovechó para realizar obras de mantenimiento.

A dicho aeropuerto -alternativo al internacional José Martí de La Habana- arriba poco más del 30 por ciento de los visitantes a la isla, según estadísticas locales.

El turismo representa una fuente vital de ingresos en divisas para la debilitada economía de Cuba, que dejó de recibir visitantes a finales de marzo y cerró por completo sus fronteras a principios de abril, excepto para tráfico de mercancías y casos excepcionales como vuelos de repatriación o envío de misiones médicas.

A principios de agosto pasado, el aeropuerto internacional Jardines del Rey, en Cayo Coco -situado al norte de la provincia central Ciego de Ávila- recibió con estrictas medidas de seguridad y protección a los primeros turistas extranjeros desde que el Gobierno decretara el cierre de fronteras en abril.

Luego, hace un mes acogió el primer vuelo directo de turistas desde Canadá tras la reapertura de los viajes vacacionales restringidos para extranjeros en la etapa post-COVID-19, que hasta ahora estaban limitados a los polos situados en los islotes de la zona norte-central y sur de la isla.

 

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: