Arrestados en otra trama por cargos de estafa en servicios médicos de telemedicina

Como a los especialistas en publicidad les gusta decir, la telemedicina es el futuro. Pero también es el campo más reciente de fraude en materia de salud en el sur de la Florida y otras regiones del país, informaron autoridades federales, publica El Nuevo Herald.

Esta semana, 10 acusados fueron presentados en un tribunal acusados de cargos federales de estafa.

Su red de compañías de mercadotecnia y telemedicina está acusada de buscar pacientes, prescribir medicamentos por supuestas lesiones y facturar miles de millones de dólares por servicios innecesarios a un programa militar de seguro de salud.

Todos los acusados son de Broward y Palm Beach y enfrentan un audiencia de instrucción de cargos el 6 de noviembre por confabulación, estafa o lavado de dinero.

El caso del sur de la Florida es solo un ejemplo que resalta una redada nacional del Departamento de Justicia de 345 personas acusadas de estafa en los servicios médicos que facturaron un total de $6,000 millones al programa Medicare, al programa de salud militar Tricare y a aseguradoras privadas.

Aproximadamente 10%, o 34, de esos acusados, fueron encausados en el sur de la Florida, región conocida desde hace decenios como la capital de la estafa a los servicios médicos en el país.

Del total de facturación fraudulenta a nivel nacional, $4,500 millones fueron de supuestas tramas de telemedicina, $845 millones de instalaciones de tratamiento de abuso de sustancias y $806 millones por distribución ilegal de opioides y otras tramas de servicios médicos, según el Departamento de Justicia.

Fiscales federales en el sur de la Florida y Washington DC dijeron que las mayores pérdidas por estafas fueron en el campo de la telemedicina.

“Según documentos del tribunal, ciertos ejecutivos acusados de telemedicina supuestamente pagaron a médicos y enfermeros para ordenar equipos médicos duraderos, pruebas diagnósticas genéticas y de otro tipo, y medicamentos para el dolor innecesarios”, expresó el Departamento de Justicia en un comunicado de prensa.

Se prescribieron servicios “con o sin interacción con ningún paciente, o con solo una breve conversación telefónica que nunca habían visto”.

En el caso del sur de la Florida, ejecutivos de USA Healthcare, una compañía de mercadotecnia de Boca Raton, usaron centros de llamadas para reclutar a militares, veteranos y otros pacientes que pudieran ser evaluados a distancia y prescribirles medicamentos costosos, según documento penales presentados en el tribunal federal de Fort Lauderdale.

Los fiscales federales dicen que las consultas de telemedicina eran falsas y los medicamentos para el dolor innecesarios.

Pero el abogado miamense Michael Rosen dijo que su cliente, Luis García, uno de los ejecutivos de USA Healthcare acusados en el caso, no hizo nada indebido.

Según los cargos, USA Healthcare fue contactada por Mark Vollaro y otros ejecutivos de una compañía de telemedicina de Boynton Beach, Complete Healthcare Concierge, para ofrecer consultas remotas por parte de una red de médicos.

Después de una reunión, especialistas en mercadotecnia de USA Healthcare enviaron “recetarios” parcialmente llenados con el nombre y otra información a Complete Healthcare Concierge, indican los cargos.

“Sobre la base de estas referencias, Complete Healthcare Concierge generó recetas médicamente innecesarias para medicamentos de preparación especial”.

El abogado defensor miamense de Vollaro, Paul Donnelly, dijo que su cliente es “un buen hombre de una buena familia que es inocente de todas las alegaciones … Hay mucho trabajo por hacer”.

Foto: Grupo Midia

Written by 

Related posts

¿Qué opinas al respecto?

A %d blogueros les gusta esto: