Radio Viva 24.

Denuncian desatención a militares contagiados de COVID-19 en Venezuela

Los hospitales militares no están atendiendo adecuadamente a los integrantes de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela durante la pandemia por COVID-19, según denuncia este jueves una organización civil especializada en asuntos vinculados a la institución, publica VOA.

La organización civil Control Ciudadano precisa que Venezuela tiene una infraestructura de sanidad militar de doce hospitales, ocho ambulatorios y cuatro núcleos asistenciales en los 23 estados y el Distrito Capital.

Esa red, sin embargo, no está garantizando una atención adecuada a los uniformados.

“No están dando respuesta a la familia militar, frente a la pandemia por COVID-19, esto debe solventarse”, reprocha Rocío San Miguel, presidenta de la organización, según un comunicado remitido a la prensa.

San Miguel afirma que todo componente armado que no sea capaz de atender a sus propios efectivos militares enfermos, “no está en capacidad de dar respuestas ágiles y eficaces a problemas de seguridad nacional”.

Su organización denuncia que los militares venezolanos contagiados por el nuevo coronavirus “terminan siendo tratados en clínicas privadas, la mayor parte de ellos, generales y almirantes”.

Advierte, asimismo, que se desconocen cómo esos oficiales asumieron los costos de hospitalizaciones y tratamientos.

Control Ciudadano, la organización civil de más alto perfil en su campo de investigación sobre lo militar en el país, menciona las “limitaciones” del personal militar para cubrir sus servicios de salud por “bajos salarios”.

La principal compañía aseguradora de la FANB, Seguros Horizontes, encara la “imposibilidad” de asumir los costos económicos de asistencia médica privada para enfermedades asociadas a la pandemia, apunta la organización.

Control Ciudadano cita conversaciones con trabajadores de cuatro de los doce hospitales militares del país para asegurar que esas instalaciones operan bajo una “especie de cierre técnico”, sin pacientes, con “muchas unidades cerradas” y con atenciones discrecionales en sus emergencias por falta de insumos.

“Los tratamientos para atender la pandemia COVID-19 son altamente onerosos. Llegan a alcanzar montos muy superiores al salario de toda una vida de un oficial militar, con treinta años de servicio en la FANB”, apunta en su texto.

 

Salir de la versión móvil