Barrett probablemente será confirmada para la Corte Suprema el lunes

Se espera que el Senado de Estados Unidos confirme a la jueza Amy Coney Barrett para la Corte Suprema en una votación el lunes por la noche, publica VOA.

Si se confirma, Barrett sería el tercer juez de la corte de nueve miembros en ser nominado por el presidente Donald Trump e inclinaría significativamente su equilibrio ideológico hacia una mayoría conservadora de 6-3.

Los republicanos tienen una mayoría de 53-47 en el Senado, y la senadora Susan Collins es la única republicana que indicó que no votaría sobre la nominación de Barrett debido a la proximidad a las elecciones presidenciales de la próxima semana.

Los demócratas se han opuesto a la nominación de Barrett objetando sus credenciales y el proceso de llenar el puesto de la difunta jueza Ruth Bader Ginsburg de una manera tan rápida.

Los demócratas han argumentado que la decisión de elegir a un candidato para la vacante en el máximo tribunal debería haberse dejado en manos del candidato que gane las elecciones presidenciales, una posición que ocupaban los republicanos cuando había una vacante en el año electoral a principios de 2016.

“El Senado está haciendo lo correcto”, dijo el domingo el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell. “Estamos haciendo avanzar esta nominación”.

El Senado votó 51-48 el domingo para poner fin al obstruccionismo de los demócratas sobre la nominación de Barrett, iniciando un período de debate de 30 horas antes de la votación final.

“Los demócratas del Senado están tomando la palabra toda la noche para luchar contra este proceso falso de los republicanos del Senado”, dijo el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer.

“No dejaremos de luchar”.

Es casi seguro que Barrett estaría entre los jueces que escucharían un nuevo desafío el 10 de noviembre sobre si invalidar la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio del país, que Trump ha tratado de revocar.

La ley, conocida popularmente como Obamacare en referencia al expresidente Barack Obama, quien defendió su aprobación en 2010, es una medida que ayuda a brindar atención médica a millones de estadounidenses.

Su destino es una preocupación crucial para muchas personas en medio del creciente número de nuevos casos de coronavirus en Estados Unidos.

Los republicanos han argumentado durante mucho tiempo que Obamacare cuesta demasiado a los contribuyentes y le da al gobierno demasiado control sobre la atención médica.

El Congreso liderado por los republicanos en 2017 eliminó el mandato de la Ley de que las personas que podían permitirse comprar un seguro médico lo hicieran.

Ahora quieren que la Corte Suprema invalide toda la Ley, diciendo que sin esa disposición clave, el resto de la legislación no es válida.

Written by 

Related posts

¿Qué opinas al respecto?

A %d blogueros les gusta esto: