Hogares con ingresos bajos se duplican en Cuba desde enero, un 21% vive con menos de $20 al mes

La proporción de hogares con los ingresos más bajos se ha duplicado en Cuba desde enero y, actualmente, un 21 por ciento de ellos vive con menos de 20 dólares al mes, según un estudio elaborado por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) y presentado este miércoles en Madrid, publica El Nuevo Herald.

El trabajo, la tercera edición de ‘El estado de los derechos sociales en Cuba’, puntualiza que ese porcentaje se situó en un 11 por ciento en la encuesta anterior, difundida durante el primer mes de 2020.

De forma paralela, el 24 por ciento de los hogares cubanos vive con entre 20 y 40 dólares mensuales (entre 17 y 34 euros), mientras que el 19 por ciento lo hace con entre 41 y 100 (entre 34 y 85 euros), según los datos del estudio actual.

En este sentido, el OCDH ha hallado que el porcentaje de las personas que vivían con este último rango monetario ha disminuido, por lo que “probablemente” haya existido un “trasvase” entre la disminución de las familias que subsisten con hasta 100 dólares y el aumento de las que sobreviven con 20.

Así, según el informe, elaborado a partir de 1.249 entrevistas presenciales entre julio y agosto realizadas a nivel nacional, más del 75 por ciento de los encuestados manifiesta que su situación es de escasez “severa o moderada”.

Más del 40 por ciento de los participantes considera que la frase que mejor describe la situación de su hogar es “tengo problemas incluso para comprar lo más esencial para sobrevivir” y un 35 por ciento señala que tienen “suficiente para sobrevivir, pero no suficiente para comprar algo extra”.

“La pandemia de la COVID-19 ha afectado a Cuba, como a prácticamente todos los países del mundo”, ha reconocido el director ejecutivo del OCDH, Alejandro González, que, no obstante, ha destacado algunos aspectos del caso cubano.

“El aumento exponencial de la pobreza se debe a una fallida política económica y a la ausencia de reformas estructurales”, ha remarcado, poniendo el foco igualmente en la devaluación de la divisa cubana.

“La venta de productos de primera necesidad en dólares americanos ha provocado que dicha moneda haya aumentado su valor con respecto al peso cubano y al llamado peso convertible”, lo que ha implicado “una significativa devaluación de la moneda nacional, la que cobran los asalariados y jubilados”, ha indicado.

 

Written by 

Related posts

¿Qué opinas al respecto?

A %d blogueros les gusta esto: