Johnson decreta el confinamiento de Inglaterra

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha decretado un nuevo confinamiento nacional en Inglaterra y el cierre de los negocios no esenciales durante cuatro semanas en un intento de frenar el incremento de contagios por coronavirus, un anuncio que se produce el mismo día en el que el Reino Unido ha superado el millón de casos desde el inicio de la pandemia, publica RFI.

Esta medida pone fin a la estrategia de restricciones locales por la que había apostado el Gobierno conservador británico y supondrá el cierre obligado de los comercios y negocios no esenciales hasta el 2 de diciembre, aunque escuelas y universidades seguirán abiertas.

“Confío firmemente en que, con estas medidas, seamos capaces de permitir que las familias puedan reunirse en las próximas vacaciones de Navidad”, se ha aventurado a decir el primer ministro.

Bajo las nuevas restricciones, los pubs, bares y restaurantes permanecerán cerrados.

Las tiendas y comercios, salvo aquellas que vendan bienes de consumo necesarios (básicamente supermercados) cesarán también su actividad.

Se urgirá a los ciudadanos a permanecer en sus casas y optar por el teletrabajo, siempre que sea posible.

Según ha explicado Boris Johnson en una comparecencia, no se tratará de un confinamiento tan restrictivo como el de la pasada primavera, pero sí implicará que no se permita a los ciudadanos salir de sus casas más que por motivos de educación, trabajo o compras de primera necesidad.

También se permitirá una hora al día de ejercicio y el contacto con una sola persona procedente de otra vivienda.

 

Written by 

Related posts

¿Qué opinas al respecto?

A %d blogueros les gusta esto: