Protestas y arrestos de manifestantes en varias ciudades de EE.UU.

Cientos de personas protestaron este miércoles (04.11.2020) en Filadelfia y decenas fueron arrestadas en Nueva York, Portland y Mineápolis, durante manifestaciones en rechazo al gobierno de Donald Trump y para exigir el recuento de todos los votos depositados en las elecciones presidenciales del martes, publica DW.

La Policía de Nueva York confirmó 20 detenidos y alegó que que “intentaron apropiarse de una protesta pacífica encendiendo fuegos, lanzando basura y huevos en Manhattan”, según la cuenta oficial de Twitter del Cuerpo, que dijo valorar la “libertad de expresión” y priorizar la “seguridad” ciudadana.

Las manifestaciones ocurren cuando todavía no concluye el recuento de votos en algunos estados y mientras las proyecciones de los medios dan ventaja al candidato demócrata a la Presidencia, Joe Biden, sobre el presidente republicano Donald Trump, que busca la reelección.

En Nueva York, los manifestantes recorrieron primero las calles aledañas al parque Washington Square, en la zona suroeste de la Gran Manzana, al grito de “No Trump, No KKK (Ku Klux Klan), No Facist USA” y “No hay justicia, no hay paz. Maldita policía racista”, cuando los agentes, montados sobre bicicletas, arrestaron a varios de ellos por estar ocupando la calzada.

Tras dispersarse buena parte del grupo, cerca de medio centenar de policías antidisturbios acorralaron a los manifestantes a la altura de la calle West 8 con la Quinta Avenida, donde comenzaron a cargar contra ellos e iniciaron detenciones de los ciudadanos, que participaban en una protesta pacífica.

En ese sentido, señalaron que les gustaría que ganara el ex vicepresidente demócrata, aunque no ven que vaya a suponer un cambio en las vidas de la gente que sufre la pandemia, el racismo y la recesión.

Mineápolis fue escenario de graves disturbios raciales entre finales de mayo y junio, tras el asesinato el 25 del primer mes de George Floyd, un afroamericano que fue asfixiado por un policía blanco.

También en Portland, Oregon,  cientos de policías y manifestantes de izquierda mantuvieron un pulso tenso la noche del miércoles, después de que grupos contrarios a Trump rompieran escaparates de tiendas.

El gobernador del estado activó la guardia nacional y las fuerzas de seguridad del condado de Multnomah arrestaron a nueve personas.

En tanto, en Filadelfia, centenares salieron a las calles para pedir que se cuenten todos los votos y se respete el proceso democrático que debe finalizar con el recuento de las papeletas enviadas por correo, después de que Trump acusara a los demócratas de pretender “robarse” las elecciones.

Por su parte, el Departamento de Policía de Nueva York anunció la formación de una unidad especial para investigar actos de saqueo en caso de que, en caso de un conteo muy reñido, se produzca una ola de asaltos a comercios como los que se vivieron tras la muerte de Floyd.

Para este martes, se habían protegido sobre todo las tiendas de lujo de la Quinta Avenida de Manhattan, como Saks, o los grandes almacenes de Macy’s, en pleno centro de la Gran Manzana, así como los establecimientos que rodean Times Square, donde se iniciaron varias de las protestas de la pasada primavera.

El anuncio de la unidad especial se une a los avisos de este martes del comisario de la Policía de Nueva York, Dermot Shea, que advirtió de una política de “cero tolerancia” ante actos violentos tras las elecciones presidenciales.

“No puedo ser más claro, tolerancia cero”, aseguró el alto oficial.

 

 

Written by 

Related posts

¿Qué opinas al respecto?

A %d blogueros les gusta esto: