Western Union pide a sus clientes agilizar el envío de remesas a Cuba

Un comunicado de la compañía estadounidense Western Union (WU) anima a sus clientes a agilizar el envío de transferencias a familiares en Cuba en el plazo que queda hasta que entren en vigor las sanciones de EEUU, publica Radio TV Martí.

La empresa de envío de remesas asegura que sus más de 400 ubicaciones en la isla están abiertas actualmente.

“Alentamos a nuestros clientes a agilizar el envío de transferencias a familiares en Cuba. Anime a sus seres queridos a recolectar los fondos lo antes posible. Las transferencias de dinero enviadas a través de la aplicación móvil de Western Union, wu.com o desde nuestras tiendas minoristas en EE. UU. se pueden cobrar en minutos en Cuba”, indica el comunicado de Khalid Fellahi, Presidente de Western Union Consumer Money Transfer.

La compañía recuerda a sus clientes que el gobierno de los Estados Unidos cambió recientemente las regulaciones para enviar dinero a Cuba y que por ello están obligados a cumplir con todas las regulaciones gubernamentales.

“La nueva regla, que se publicó el 27 de octubre de 2020, proporciona un período de 30 días para la implementación de las nuevas restricciones”, alerta WU.

La empresa se compromete a mantener a sus clientes actualizados sobre los acontecimientos relacionados con su capacidad para enviar dinero a Cuba.

Un hombre muestra un peso convertible cubano y un dólar estadounidense frente a una oficina de la Western Union en La Habana.

La prohibición al envío de remesas desde Estados Unidos a Cuba a través de la empresa militar cubana FINCIMEX busca limitar los ingresos del aparato represivo del régimen comunista

La administración del presidente Donald Trump ha adoptado la política de frenar el flujo de divisas a las empresas militares cubanas, porque considera que esos fondos son usados para reprimir al pueblo cubano e interferir en los asuntos internos de Venezuela.

Al anunciar las sanciones contra la entidad financiera de GAESA, el secretario de Estado, Mike Pompeo, recordó: “el gobierno y el ejército cubanos han creado un sistema que confisca la moneda fuerte a través de mecanismos financieros operados por militares, como FINCIMEX y AIS, y se queda con una parte de las remesas que los cubanos comunes reciben del exterior, incluso de Estados Unidos. Además, el régimen obliga a los cubanos de a pie a usar las remesas que les quedan para comprar bienes a precios elevados en tiendas controladas por el gobierno”.

“Los militares del general Raúl Castro no se beneficiarán de los generosos y bien intencionados fondos que las familias envían al pueblo cubano”, dijo el jefe de la diplomacia de EEUU.

Written by 

Related posts

¿Qué opinas al respecto?

A %d blogueros les gusta esto: