Donald Trump asegura que más de 2 millones de votos a su favor fueron eliminados

Mientras aumentan las especulaciones respecto a posibles interferencias electoral, fraude o fallas en el sistema de votación de los Estados Unidos, el presidente Trump publica este jueves una fuerte denuncia: “DOMINION ELIMINÓ 2.7 MILLONES DE VOTOS DE TRUMP A NIVEL NACIONAL”.

Muchos aseguran que no hay nada que temer, que el proceso ha sido limpio, desde la tecnología hasta las acciones humanas.

Por otro lado, investigadores y medios de prensa cuestionan la confiabilidad de las nuevas máquinas de votación, implementadas con bastante prisa antes de las elecciones presidenciales de 2020.

“Algunas de las máquinas para marcar boletas más populares, fabricadas por Election Systems & Software y Dominion Voting Systems, registran los votos en códigos de barras que el ojo humano no puede descifrar”, según un informe de febrero de  Associated Press .

El popular código de barra se vuelve, pues, un problema, no la solución. No hay ojo humano capaz de leer al vuelo lo que dice un código de barra. Para eso se inventaron las máquinas…y el propio código, tal vez.


“Informe: Dominion eliminó 2.7 millones de votos de Trump a nivel nacional. El análisis de datos encuentra que en Pennsylvania 221.000 votos presidenciales fueron cambiados de Trump a Biden. 941.000 votos de Trump, borrados. Los estados que utilizaron los sistemas de votación Dominion cambiaron 435.000 votos de Trump a Biden” (Donald Trump).


blank

En la premura por reemplazar las máquinas de votación electrónicas inseguras y poco confiables después de las acusaciones de interferencia de Rusia en la carrera presidencial estadounidense de 2016, los funcionarios estatales y locales adquirieron equipos “más confiables” para las elecciones de este año, ya que las agencias de inteligencia estadounidenses temían problemas aún mayores que los presuntamente ocurridos durante la contienda Clinton – Trump.

Pero en lugar de elegir boletas de papel simples y marcadas a mano que son más resistentes a la manipulación porque el papel no se puede piratear, muchos optaron por una tecnología más cara.

Y lo caro no siempre es lo mejor. Expertos en seguridad informática consideran que los software y máquinas implementadas este año son casi tan riesgosos como los sistemas electrónicos desacreditados anteriormente.

Como si fuera poco, una nueva investigación publicada esta semana por un equipo de la Universidad de Michigan indica que los votantes no prestan suficiente atención a las salvaguardas de seguridad electoral que tienen a su disposición.

El estudio, dirigido por Ph.D. el estudiante Matt Bernhard y el Prof. J. Alex Halderman, encontraron que los votantes omitieron más del 93% de los errores en las boletas impresas que completaron usando dispositivos electrónicos para marcar las boletas.

“En teoría, se supone que los votantes deben verificar la impresión y asegurarse de que sea correcta”, dice Halderman, “pero hasta ahora nadie ha probado si los votantes realmente detectan errores”.

En un intento por adaptar la conveniencia y accesibilidad de las máquinas de votación electrónica a boletas de papel más seguras y confiables, los dispositivos de marcado de boletas (BMD) hacen que los votantes usen una interfaz de pantalla táctil simple para hacer sus selecciones.

Una vez que termina de registrar las opciones del voto, la máquina imprime su boleta con sus opciones completadas por el votante para que este la lleve a las urnas. Pero resulta que la mayoría de los votantes no revisa la boleta impresa; es decir, que, si la marcó mal por error o si la máquina no hizo bien su trabajo, igual la depositarán sin siquiera mirarla.

 

¿Y qué pasa con Dominion?

Dominion, con sede en Toronto, ha sido objeto de controversia a partir de acusaciones de poseer vínculos con políticos y cabilderos demócratas.

Varias publicaciones de redes sociales, ampliamente compartidas, señalan una presunta conexión entre Dominion y la Fundación Clinton. Aseguran que, por tanto, el software electoral no es confiable.

“¿Es una coincidencia que Dominion Voting esté en la cama con lo adivinaste … la Fundación Clinton?”, dice un tweet compartido más de 8.000 veces.

Algunas publicaciones compartieron una captura de pantalla del sitio web de la Fundación Clinton. En ella se muestra que, en 2014, en una reunión de la Iniciativa Global Clinton, Dominion hizo un compromiso filantrópico de donar su tecnología de elección para las democracias emergentes fuera de los Estados Unidos como parte de un proyecto de tres años.

Ese suceso puntual no prueba que haya existido o que exista una relación duradera entre la Fundación Clinton y Dominion.

Pero Dominion donó entre $ 25,001 y $ 50,000 a la Fundación Clinton en 2014, según un informe del Washington Post, lo que prueba que al menos les simpatizan los Clinton.

Sin embargo, los hechos que ahora parecieran aterrizar las especulaciones, decantarán también las teorías conspirativas y nos dirán qué pudo ser cierto y qué no lo fue respecto a las elecciones 2020.

Y hablando de hechos:

 

En Michigan

Republicanos de Michigan dijeron que están ampliando su investigación de Dominion Voting Systems luego de que un error de conteo en un condado de Michigan cambiara los votos republicanos a demócratas la semana pasada.

“Nuestro equipo se está comunicando actualmente con los secretarios de condado de todo Michigan y revisando los resultados de las elecciones en cada uno de los condados que utilizan este software para ver cuán extendido puede estar este error”, dijo Tony Zammit, director de comunicaciones del Partido Republicano de Michigan, al Washington Examiner el sábado.

 

En Texas

El senador Ted Cruz dijo en una entrevista que se transmitió el 8 de noviembre que él cree que se debe iniciar una investigación del software utilizado para contar los votos entorno a las preocupaciones sobre irregularidades electorales.

El senador republicano le dijo a Fox News que el mismo software que estuvo vinculado a un incidente en el que se cambiaron los votos en un condado de Michigan debería investigarse para descartar posibles problemas de tabulación de votos en otras partes del país.

 

En Georgia

El representante del partido Demócrata por el estado de Georgia, Vernon Jones, insistió en la importancia de investigar la transparencia de los resultados de las elecciones presidenciales celebradas el 3 de noviembre.

Jones es conocido por haber respaldado a Donald Trump. El congresista Jones se pronunció a favor de la reelección del presidente en abril de este año y ha sido una voz con peso en representación de la comunidad negra de EEUU.

Entrevistado en la cadena FOX News, Jones dijo que los estadounidenses están viendo cómo se perpetran los fraudes electorales. Agregó que las manipulaciones del proceso de votación son claras y obvias en muchos casos.

En medio de un mar de conjeturas, existen solo dos posibilidades de resolución de este conflicto: o gana Trump o gana Biden, aunque las consecuencias no serán las mismas, desde luego.

Mientras el palo va y viene, seguiremos a la espera.

 

 

 

 

Related posts

¿Qué opinas al respecto?

A %d blogueros les gusta esto: