NASA y SpaceX, una nueva era en vuelos espaciales: Hoy, a la conquista del universo

El primer vuelo operativo de la NASA y SpaceX que marcará una nueva era de vuelos espaciales fue aplazado nuevamente para este domingo, publica Vanguardia.mx.

Hans Koenigsmann, vicepresidente de Fiabilidad de construcción y vuelo de SpaceX, describió como una “sutil” falla en los motores del cohete reutilizable Falcon 9 (producido por la empresa de Elon Musk) el motivo del anterior cambio de fecha.

Investigaciones revelaron que un tipo de “barniz” común en la industria aeroespacial había bloqueado una válvula de escape.

Pero ahora son los vientos en la zona (Florida, EU) lo que ha orillado al nuevo aplazamiento del despegue de la nave.

Sobre la misión y esta nueva experiencia, el astronauta Michael Hopkins mencionó: “En el espacio, extraño el clima. Sé que puede sonar ridículo, pero una vez que volví a la Tierra, estaba en mi patio y empezó a llover. Pude sentir todo, el viento. Eso es algo que falta durante la estancia de seis meses en la Estación Espacial Internacional. Sé que el clima implica varios retos, pero parte de enfrentarlos y el cambio de estaciones es lo que hace tan especial vivir en la Tierra. Pero, tampoco puedo esperar a flotar. La falta de gravedad es algo que realmente no se puede replicar aquí”.

En septiembre, directivos y los cuatro tripulantes de la nave Crew Dragon (certificada por la NASA) se reunieron con los medios para hablar del proyecto.

El factor histórico está presente en diversos aspectos de este programa espacial.

Además de los avances tecnológicos y científicos que implican la mancuerna de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de EU con el sector privado.

El arranque oficial del programa Commercial Crew también se ha desarrollado en medio de la pandemia de COVID-19, protestas antirracistas y una elección presidencial crucial para EU.

No sorprende que la propia tripulación haya decidido nombrar a su nave “Resilience” (resiliencia, en español), por “su correcto funcionamiento en tiempos de estrés”, explicó Hopkins, comandante de la misión SpaceX Crew-1.

 

 

“Estamos en una nueva era de viajes tripulados al espacio”, aseguró por su parte Jim Bridenstine, administrador la agencia espacial, quien celebró la independencia que logra la industria aeroespacial estadounidense al contar con sus propias naves certificadas para transportar a astronautas estadounidenses y continuar con los avances tecnológicos que llevarán a la primera mujer a la Luna en 2024 y al primer humano a Marte en la década de 2030.

Sobre la experiencia de la colaboración con la empresa de Musk, Hopkins destacó que fue muy especial para él y el piloto de la nave, Victor Glover.

“Fuimos afortunados porque empezamos en 2018. A esas alturas aún se estaban desarrollando las tres pantallas táctiles que usamos para controlar el vehículo. Fuimos parte de su desarrollo, de su prueba y verificación. Podemos decir de que alguna forma nuestras huellas dactilares forman parte del diseño y es especial saber que uno contribuyó en algo que nuestros colegas verán y usarán en el futuro”, dijo Hopkins.

Mientras que para el astronauta Glover, la empresa nutrió la cultura de la NASA y viceversa, con sus respectivos conocimientos y manejos del negocio.

 

 

Written by 

Related posts

¿Qué opinas al respecto?

A %d blogueros les gusta esto: