Cadena perpetua para pilotos y civiles por golpe en Turquía

Un tribunal turco sentenció el jueves a cientos de militares y civiles de una base aérea a penas de cadena perpetua, tras declararlos culpables de participar en un fallido intento de golpe de Estado en 2016 contra el gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan, publica AP.

Un total de 475 acusados —entre los que hay generales y pilotos de aviones de combate de la base aérea de Akinci, en las afueras de la capital, Ankara— fueron juzgados en los últimos tres años por dirigir supuestamente la sublevación y por bombardear edificios gubernamentales clave, incluyendo una parte del Parlamento.

El juicio multitudinario fue uno de los dos grandes procesos contra supuestos miembros de una red liderada por el clérigo Fethullah Gulen, que está asentado en Estados Unidos y a quien Turquía acusa de orquestar el alzamiento fracasado.

Gulen, que figuró entre los acusados, ha negado cualquier implicación en el golpe que causó unos 250 muertos y miles de heridos.

Unos 30 golpistas murieron en la rebelión.

La corte condenó a cuatro hombres —civiles acusados de actuar de enlace entre el movimiento de Gulen y algunos oficiales militares— de crímenes contra el Estado, de intentar asesinar al presidente y de 77 cargos de homicidio, y los sentenció a 79 condenas separadas de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Quince oficiales, incluidos generales de una estrella, también fueron condenados al mismo período.

Los 19 fueron considerados responsables de la muerte de nueve personas que murieron por disparos y de 68 personas que murieron en ataques aéreos contra la sede del Parlamento, un cuartel de operaciones especiales de la policía, el departamento de policía de Ankara y un área cercana al complejo presidencial de Erdogan.

Un total de otros 337 acusados también fueron condenados a cadena perpetua. El tribunal absolvió a 70 de los acusados de todos los cargos. Otros acusados recibieron penas de prisión de entre seis y 16 años.

El tribunal falló que Gulen, un supuesto alto funcionario de su movimiento y otros cuatro acusados todavía buscados por las autoridades turcas, deberían ser juzgados por separado por los cargos.

Se esperaba que los acusados apelaran los veredictos del jueves, que fueron bien recibidos por miembros del partido gobernante de Erdogan.

“Estamos viviendo la alegría de ver a los acusados, que ya fueron juzgados por la conciencia pública, recibir su castigo”, citó la agencia noticiosa estatal Anadolu a la vicepresidenta del partido gobernante, Leyla Sahin Usta.

“Este es el final de la era de los golpes de Estado en Turquía”, agregó.

 

Entrada siguiente

El Día de Acción de Gracias o Thanksgiving Day

jue Nov 26 , 2020
El Día de Acción de Gracias o Thanksgiving Day es una celebración de origen cristiano y una festividad conocida en todo el mundo, que se celebra anualmente en Estados Unidos […]