¡Escándalo! Obligan a jóvenes cubano a participar en un concierto contra el Movimiento San Isidro

Las imágenes hablan por sí solas. La Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba (UJC) y el Partido Comunista de Cuba  (PCC), obligaron, literalmente a los jovenes de La Habana a participar en un show político en el parque Trillo de La Habana.

El objetivo del evento, realizado este domingo, fue mostrar la supuesta adhesión de la juventud cubana al castrismo, como contrapeso al daño moral propinado por el Movimiento San Isidro al régimen de la isla.

Según testigos, los profesores, metodólogos, representantes de carreras universitarias y técnicas participaron del mecanismo de presión enviando miles de mensajes de WhatsApp y Telegram a los estudiantes. A muchos los amenazaron. Les dijeron que sus carreras se verían afectadas si se negaban a participar en “el evento del Parque Trillo”.

Circula en la red la conversación entre los miembros de un grupo de WhatSapp, presuntamente usado por el Partido Comunista de Cuba para presionar a los jóvenes a particiar en el “espontáneo” envento.

La reacción de los receptores de los mensajes es apática y sumisa. Saben que si no cumplen con el PCC habrá consecuencias.

 

Yani, una joven colaboradora de Radio Viva 24 en La Habana, dice que varios de sus compañeros de carrera fueron “seleccionados” como “agentes de contención” por la seguridad del estado, para, en caso de disturbios, atacar a posibles opositores que pudieran colarse entre la multitud.

Las órdenes eran reducir a golpes de pies y puños a cualquiera que se manifestara contra el régimen o a favor del Movimiento San Isidro durante el evento.

“A mis amigos les pusieron un sticker para que se identificaran entre la multitud, porque había varios anillos de seguridad y para evitar que cogieran golpes por gusto hicieron eso. Todo el tiempo eso estuvo lleno de gente que no era joven y que sabíamos que eran de los cuerpos represores. Estaban ahí para dar golpes y llevarlos a las guaguas que estaban parqueadas al lado del parque”, nos comenta Yani.

 

Diaz Canel aparece “espontáneamente” y viola todas las normas sanitarias por el COVID 19

 

El presidente designado de Cuba, Miguel Díaz-Canel apareció en el evento, que, aunque intentaron catalogar de “espontáneo” ya había sido anunciado la noche anterior en la televisión cubana, al finalizar un programa diseñado para denigrar a los opositores, pero con especial perversidad a los del Movimiento San Isidro.

O sea, que 24 horas antes del “mitin-concierto en defensa de la democracia socialista”, ya se sabía que sería “espontáneo”.

Diaz Canel, que ha acusado reiteradamente al pueblo de Cuba de propagar el coronavirus, ya que a su parecer la gente no usaba bien las mascarillas ni guardaba el distanciamiento social, se bajó el nasobuco y pegó a varias personas de la multitud.

Incluso se atrevió a chillar en el mismo micrófono que el cantante una oxidada y lacrimógena canción de Silvio Rodríguez, cuya letra apologiza a la revolución cubana.

“El concierto comenzó a las 4 pm con el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias propias del enfrentamiento a la COVID-19, informan medios de prensa”, señala la estación Radio Reloj, la abuelita mentirosa de la radio cubana.

No. No habrá una multa para Díaz Canel. Ni siquiera un comentario crítico en los medios de comunicación, ya que, después de todo, Diaz Canel es ahora el dueño de todos los medios de comunicación de Cuba.

El domingo 29 de noviembre tampoco hubo multas para los participantes del evento, que, como se aprecia, estaban unos encima de los otros, sin mascarillas, muchos casos.

 

blank

Francisco Alemán de Las Casas

Next Post

Moderna solicita permiso a EEUU y la UE para comercializar su vacuna

lun Nov 30 , 2020
La compañía farmacéutica Moderna anunció hoy que ha solicitado la autorización para comercializar su vacuna contra el coronavirus tanto a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) como a la Agencia Europea del Medicamento, publica EFE. Los reguladores analizarán los datos de prueba de la vacuna de […]
blank
A %d blogueros les gusta esto: