Antimotines en La Habana y un editorial de Granma que ampara el uso de las armas ante un estallido social

El diario Granma, órgano del Partido Comunista de Cuba, amanece este martes con un editorial en portada, donde recuerda que la lucha armada es una vía para combatir a quien intente derribar “el orden político, social y económico establecido por esta Constitución”, publica Radio TV Martí.

Imágenes de un fuerte reforzamiento militar, a cargo de tropas especiales, desplegadas en varios puntos de la capital, han sido publicadas por varios usuarios en las redes sociales.

Otro sitio web oficialista, el portal Cubadebate, lleva en portada una fotogalería con imágenes de la vida diaria en la Ciudad de La Habana, que intentan probar que todo está en calma: “La Habana vivió este lunes su diaria rutina de labores y haceres, de sueños y aspiraciones, de escuelas y colas. La vida sigue signando a esta gran ciudad, mientras allá en el mundo digital, agoreros del odio hablan de la violencia y de la venganza”, indica la introducción a la fotogalería.

 

 

El editorial de Granma, sin indicar un contexto, cita el artículo 4 de la Constitución que plantea que “la traición a la patria es el más grave de los crímenes y quien la comete está sujeto a las más severas sanciones”; que el “sistema socialista que refrenda esta Constitución, es irrevocable’ y que los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada, cuando no fuera posible otro recurso, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por esta Constitución.”

Las protestas populares cada vez más frecuentes contra la incapacidad del régimen cubano de manejar la crisis económica y epidemiológica, la solidaridad con el Movimiento San Isidro que llegó a congregar a 400 artistas y activistas en el Ministerio de Cultura y el respaldo internacional y las múltiples manifestaciones en solidaridad con los artistas, periodistas independientes, y activistas cubanos han llevado a funcionarios y medios de prensa oficialistas a manejar términos como “Golpe blando” y “estallido social”.

“Quienes se han sumado a apoyar el movimiento de San Isidro, están sumándose, intencionalmente o no, queriéndolo o no, a la fabricación de un estallido social en contra del Gobierno socialista de Cuba”, dice un artículo publicado este lunes en el diario Granma.

El periódico más importante para el régimen reconoce además que Cuba vive “una hora de definiciones” y que la revolución está en peligro:“¡Que no nos arrebaten esta Revolución! ¡No entreguemos esta Revolución, puesta en nuestras manos por mujeres y hombres de tanta altura moral ante el guion corrompido y ya muy ensayado de un golpe de Estado blando! Algunos muy queridos se equivocarán y apoyarán el llamado movimiento San Isidro pensando que es el camino legítimo para el diálogo”.

 

Entrada siguiente

Cuba acusa a EEUU de provocación al apoyar a artistas

mar Dic 1 , 2020
El gobierno cubano acusó a Donald Trump de montar una “provocación” al apoyar a un pequeño grupo de artistas que se atrincheró en una casa la semana pasada y que […]
blank