Cubanoamericanos acusados por el régimen de financiar sabotajes terroristas responden desde Miami

La televisión cubana presentó esta semana un reportaje de casi media hora donde muestra supuestos “sabotajes” realizados en la isla supuestamente vinculados con cubanos residentes en Estados Unidos, publica El Nuevo Herald.

Según los medios oficiales, “terroristas y financistas cubanoamericanos” pagaron a personas en la isla para que lanzaran cócteles molotov contra negocios del Estado, descarrilaran un tren e hicieran pintadas contra el gobierno.

El gobierno cubano no habían dado a conocer antes esas acciones que supuestamente datan desde 2017.

Los cubanos residentes en Estados Unidos acusados en el video no son exiliados conocidos, aunque algunos están vinculados a grupos de Facebook críticos del gobierno cubano.

El video es “un intento del régimen para hacer ver a los jóvenes que protestan en la isla como mercenarios al servicio de otros”, dijo Iván Leyva Basulto, un cubanoamericano residente en Kentucky a quien el gobierno cubano acusa en el video de “terrorista y financista” de actos de sabotaje.

“No quieren reconocer el cansancio de la gente, la necesidad de cambios en el país”, dijo Leyva, quien comparte habitualmente contenidos contra el gobierno cubano en sus redes sociales y alienta al grupo “Clandestinos”, acusado de pintar con sangre bustos del apóstol José Martí en la isla en señal de protesta.

Leyva, de 52 años, negó estar vinculado con ninguna acción violenta ni haber pagado a nadie. “¿Cómo voy a pagarle yo a nadie en Cuba para que haga actos de protesta si soy un trabajador a quien no le alcanza el dinero para llegar a fin de mes?”, dijo.

“Lo único que hago en las redes es denunciar a la dictadura. No pago para que nadie haga sabotajes ni aliento a la gente a la violencia. Tampoco me paga nadie por decir lo que pienso. Están buscando una justificación para reprimir aún más a los opositores”, agregó.

Recientemente el grupo de artistas contestatarios del Movimiento San Isidro en La Habana ha puesto en jaque al gobierno de la isla, pidiendo libertad de expresión y el fin de las tiendas en dólares, a lo que se han sumado cientos de jóvenes, intelectuales y artistas.

El gobierno ha respondido con represión a las demandas populares.

En el audiovisual, la policía política cubana entrevista a diversos acusados de actos de “sabotaje”. Todos dicen haber sido pagados por “terroristas de origen cubano radicados en Estados Unidos”.

El rapero Denis Solís, perteneciente al Movimiento San Isidro, es uno de los entrevistados por agentes de la Seguridad del Estado que aparece en el reportaje.

 

blank

Foto:  Facebook de Linda Iturrey, Denis Solís

Solís se encuentra preso, condenado a ocho meses de prisión por el delito de desacato.

En un fragmento del video se ve a Solís negar en todo momento su vinculación y la del Movimiento San Isidro con acciones violentas.

Solís dijo a la Seguridad del Estado que reconocía la voz en una grabación del cubanoamericano Jorge Luis Fernández Figueras, quien presuntamente le habría enviado dinero para que influyera en el MSI con el afán de realizar acciones violentas, según el video.

Algunos colegas de Solís creen que las declaraciones fueron hechas bajo coacción.

Fernández no estuvo disponible inmediatamente para comentarios.

La Seguridad del Estado acusa en el video a Leyva de organizar y financiar, junto a Jorge Luis Fernández Figueras, la quema de un almacén, un centro de computación, la consulta médica de un policlínico y un aula de una escuela en San Miguel del Padrón, en La Habana.

Leyva dice que teme por su seguridad. “Me amenazan de muerte por Facebook, preguntan dónde vivo. Cualquier cosa que me pase es responsabilidad de la dictadura”, añadió.

En el video el coronel Víctor Álvarez Valle asegura que Cuba ha denunciado a Estados Unidos a estas personas que “pululan por las calles” y acusó a la administración estadounidense de “complicidad” con esas acciones.

El gobierno también citó en el video como ejemplo de actos terroristas en su contra los disparos del exiliado Alexander Alazo a la embajada de la isla en Washington en abril pasado.

Alazo padece trastornos mentales y ha recibido tratamiento médico reciente, según su confesión y las declaraciones de su esposa.

En documentos de la corte revisados por el Nuevo Herald, Alazo dijo que escuchaba “voces” y que grupos “criminales” al servicio del gobierno cubano lo perseguían.

Otro de los acusados en el audiovisual es Yonel Fernando Cardoso y la artista Ana Olema, ambos radicados en Miami, a quienes acusan de “financiar” actos de protesta que la isla califica como terrorismo: rociar sangre de cerdo en los bustos del héroe nacional José Martí.

 

blank

 

Según la televisión cubana, Cardoso pagó al cubanoamericano Yuri Almenares para que pintara letreros amenazantes en las casas de artistas favorables al gobierno, como Israel Rojas, de la banda Buena Fe, y Haila María Mompié, declarada persona non grata en Miami por cantarle a Fidel Castro.

“Creo en un paradigma de lucha diferente, anónimo clandestino, pero esto no significa violencia”, dijo Cardoso a este diario. “Jamás aprobaría ningún acto de violencia contra un ser humano y menos en Cuba”, agregó.

Cardoso negó que haya hecho pagos a Almenares y dijo que los mensajes de voz mostrados en la televisión son “montajes” que no corresponden a él.

Cardoso es muy activo en sus redes sociales donde apoya expresiones de desobediencia cívica y protestas contra el poder.

“Estamos hablando de un régimen totalitario y mentiroso. Esperábamos ya esas fake news y esa manipulación”, dijo.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos dijo este jueves que Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel están “planteando un escenario de guerra civil para mantener el poder, a cualquier precio, en vez de hacer las reformas que Cuba necesita con urgencia”.

En un comunicado, la organización con sede en Madrid condenó la “ola represiva” desatada por el gobierno que registró al menos 212 detenciones arbitrarias y otros 566 abusos, “fundamentalmente el sitio de viviendas de activistas (393), amenazas, agresiones, acoso, citaciones policiales, multas, golpizas y hostigamiento”.

“El Observatorio condena especialmente la represión contra los activistas del Movimiento San Isidro y alerta a la comunidad internacional del despliegue de tropas antimotines en las calles de La Habana y las amenazas hacia la población”, dijo la organización.

El exiliado cubano Orlando Gutiérrez Boronat, residente en Miami y líder de la Asamblea de la Resistencia, también ha recibido en el pasado acusaciones de terrorismo por parte del régimen cubano.

Según Gutiérrez Boronat, lo que el video muestra son “autoagresiones” del gobierno cubano para justificar la represión.

“Tengo la sospecha de otros supuestos sabotajes y acciones que ellos han llevado a cabo para justificar la represión y la violencia”, agregó.

¿Qué opinas al respecto?

Next Post

Estados Unidos pide a Alemania detener la construcción del gasoducto Nord Stream 2

sáb Dic 5 , 2020
Estados Unidos pidió a Alemania y a la Unión Europea (UE) una “moratoria”para proseguir la construcción del gasoducto Nord Stream 2, un “instrumento político del Kremlin”, afirmó la embajada de Washington en Berlín este sábado (05.12.2020), publica DW. “Ahora es el momento de que Alemania y la UE pidan una […]
blank
A %d blogueros les gusta esto: