México y Centroamérica abordarán desplazamiento forzado

México y Centroamérica renovaron el martes su compromiso de trabajar de forma coordinada para abordar el desplazamiento forzado de personas en la región tras ver en los últimos años a casi un millón de habitantes huir dentro o a través de las fronteras en Centroamérica, dijeron líderes regionales y altos funcionarios de la ONU, publica AP.

La pandemia del COVID-19 y huracanes recientes han agravado los desafíos a los que ya se enfrentaba la región, entre ellos, la violencia de las pandillas y la falta de oportunidades, que han forzado el desplazamiento de miles, dijeron en una reunión funcionarios como el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, y el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro.

Ante este difícil momento, Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Panamá adoptaron una declaración política en la que dijeron que trabajarán coordinadamente en el diseño de políticas para que los Estados puedan dar respuesta a los impactos que el COVID-19 causa en los refugiados y personas desplazadas.

“Vivimos, queridos amigos, momentos críticos en nuestra misión diaria de proteger y asistir a la población desplazada”, dijo Grandi en la conferencia, que se realizó de forma virtual.

Los funcionarios hablaron en la tercera reunión anual del MIRPS, es decir, el Marco Integral para la Protección y Soluciones al desplazamiento forzado en la región.

Bajo ese marco, los siete países integrantes han realizado planes de acción y firmado alianzas con gobiernos locales, organismos multilaterales, sociedad civil y el sector privado para ayudar a personas desplazadas.

“Es fundamental que no olvidemos que todo el trabajo que realizamos se traduce en beneficio para un población en altísimos niveles y condiciones de vulnerabilidad y con quienes tenemos una deuda histórica y a las cuales requieren nuestra atención de manera prioritaria”, dijo la canciller de El Salvador, Alexandra Hill, en un mensaje pregrabado.

“No podemos generar opciones de espaldas a aquellos que sufren”.

Del millón de personas en Centroamérica que han huido dentro o través de las fronteras de sus países, más de 800.000 lo han hecho debido a la violencia y persecución de maras y pandillas, señaló la agencia de Refugiados de la ONU (ACNUR).

La cifra también incluye a unas 108.000 personas que escaparon de la crisis sociopolítica en Nicaragua desde 2018.

Al COVID-19 que, a la fecha ha supuesto casi 1,5 millones de casos en Centroamérica y México, se suma la devastación generada por los huracanes Eta e Iota, que azotaron la región el mes pasado, dijeron los participantes en la reunión.

El canciller de Honduras, Lisandro Rosales, dijo la semana pasada a la AP que una oleada de migración masiva desde Honduras hacia Estados Unidos “es una amenaza que existe”, tras el paso de los huracanes.

La reunión anual fue convocada por el gobierno de El Salvador, que ejerció la presidencia pro-tempore de la MIRPS.

Al finalizar, la presidencia fue entregada a Guatemala.

Next Post

EE.UU. impone más sanciones a China y autoriza venta de armas a Taiwán

Tue Dec 8 , 2020
Las dos medidas son parte de la política estadounidense de defender a los promotores de la democracia en Hong Kong y de respaldar a Taiwán, a la que Beijing considera una “provincia rebelde”. La administración Trump aprobó el lunes una nueva venta de armas a Taiwán e impuso nuevas sanciones […]