Fidel Castro y la apología al nacionalsocialismo nazi

Por Ivo Basterrechea.


 

Con la creación de Israel en 1948, los israelíes se negaban comprar productos alemanes, por la “dramática memoria del Holocausto” del régimen nazi.

Tal parece que primero Fidel Castro con la marca Adidas, y ahora Miguel Díaz Canel, con la marca Puma, han recurrido como “política de Estado” adoptar la misma conducta en contra de los productos yanquis, vidriados en las tiendas de divisas, amén del dinero ganado, “ignorando” que apologizan el nacionalsocialismo (nazi), la misma ideología del continuismo de la revolución cubana, compartida también por los hermanos alemanes Dassler, Adolf (Adi) y Rudolf (Rudi), miembros del Partido Nazi y fundadores de las marcas Adidas y Puma, respectivamente.

“Hitler, durante los Juegos Olímpicos del verano de 1936, celebrados en Berlín, se propuso que los Juegos fueran un escaparate mundial de la doctrina nazi”. Acaso, ¿no eran los anhelos de Fidel, cuando “perreteaba” la sede de los juegos, que nunca le concedieron? A los Dassler les importaba que Jesse Owens, la famosa estrella afroamericana de atletismo, usara sus zapatillas. Owens corrió con el diseño de Adi ganando cuatro medallas de oro, “su victoria fue la primera exposición internacional de las zapatillas”.

Adi nombró a su compañía con las tres primeras letras del nombre y apellido: Adidas, y Rudi por la icónica imagen del Puma saltando, que bien pudiera ser una “advertencia” de Díaz Canel enviada por debajo del umbral de la consciencia, a un pueblo fatigado por el hambre y la miseria, pero que ese mismo pueblo podría interpretarlo como un espejo, donde se vería a punto de saltar para el medio de la calle, ojalá.

 

 

Referencias: Gizmodo.

Un texto publicado en Habana Cimarrona.

Francisco Alemán de Las Casas

Entrada siguiente

Insólito: Ministerio de Comunicaciones cita a periodista independiente cubano para un interrogatorio en oficina de ETECSA

mié Dic 9 , 2020
El periodista independiente Niober García Fournier fue citado por la policía política del régimen cubano para un interrogatorio en el Ministerio de Comunicaciones en Guantánamo, pero en la sede de […]
blank