Cuba decomisa más de 20 toneladas de ayuda humanitaria enviadas desde Miami

El régimen de Miguel Díaz-Canel decomisó 22,7 toneladas de ayuda humanitaria enviada desde Miami para socorrer a los cubanos en medio de la pandemia de coronavirus, denunciaron los donantes, representantes del exilio cubano e iglesias en la isla, publica El Nuevo Herald.

El reverendo Mardoqueo Jiménez, de la Hispania Bible Church de EEUU, remitente oficial de la carga con la ayuda dijo “con pena” que el envío había sido “robado” por el gobierno cubano.

La iglesia de la Hispania Bible era la destinataria legal de la carga en Cuba, un dato que se mantuvo oculto para evitar que el gobierno de la isla se apropiara de la ayuda.

El objetivo era distribuir la carga entre varias iglesias para repartir la ayuda entre unas 15,000 familias necesitadas.

Entre los productos enviados desde Miami estaban detergente, jabón, mascarillas y guantes, toallitas desinfectantes, Tylenol y acetaminofen, pañales para niños y adultos, leche en polvo, barras de proteína y comida enlatada.

 

La iniciativa Solidaridad entre Hermanos, en la cual participaron la coordinadora de CubaDecide, Rosa María Payá, el alcalde de Miami, Francis Suárez, y el influencer Alex Otaola, entre otros líderes del exilio, coordinó la recogida y el envío de la ayuda.

Los exiliados dijeron que entregarían directamente la ayuda humanitaria en manos del pueblo sin pasar por el gobierno, algo que La Habana no permite.

El gobierno cubano obliga a entregar la ayuda humanitaria a entidades estatales que posteriormente la distribuyen e incluso la venden, según múltiples denuncias.

“A los cubanos de Miami les gustaría que llegue el día en que los cubanos de la isla no necesiten ayuda humanitaria por ningún motivo, pero mientras la necesiten se la brindarán”, dijo el exiliado Ramón Saúl Sánchez, del Movimiento Democracia.

Sánchez recordó que el gobierno de la isla acaba de recibir un cargamento de ayuda humanitaria desde Estados Unidos que fue publicitado en los medios oficiales.

Por su parte, Payá pidió recordar que en Cuba se vive hoy una “crisis humanitaria profunda”, a lo que se une el aumento de la represión.

Los representantes de la iniciativa Solidaridad entre Hermanos dijeron que planeaban demandar al gobierno de la isla por apropiación de ayuda humanitaria y atentado a la libertad religiosa.

También han remitido al Departamento de Estado una lista de funcionarios cubanos implicados en el decomiso con la finalidad de que sean sancionados.

La ayuda humanitaria enviada desde Miami generó controversia con el gobierno cubano e iglesias afines desde el comienzo de la operación. Algunos voceros del régimen dijeron que “terroristas” habían preparado el envío y negaron que la ayuda hubiese llegado al puerto de Mariel.

 

El Nuevo Herald ,  @MarioJPenton.

 

 

Next Post

Hospitales de California abrumados por el COVID-19

Fri Dec 18 , 2020
Los hospitales de California se han quedado sin camas en las unidades de terapia intensiva para atender a los pacientes con COVID-19, las ambulancias están amontonándose frente a las salas de emergencia y las carpas para clasificar a los enfermos están aumentando al convertirse el estado en el epicentro más […]