El mundo recibe discretamente el año nuevo 2021 a la sombra de la pandemia

blank

Con afluencia reducida en Times Square, playas casi vacías en Rio de Janeiro y los Campos Elíseos prácticamente desiertos en Paris, el mundo recibió al año 2021 bajo la influencia de la pandemia de COVID-19.

Tras meses de restricciones por esa contagiosa enfermedad que causó más de 1,8 millones de muertos en todo el planeta, las nuevas olas de la epidemia obligaron a la mayoría de la gente a seguir los festejos desde el sofá de su hogar, publica DW.

Los primeros países en ingresar a 2021 este jueves, Samoa y Kiribati en el Pacífico Sur, tuvieron menos que celebrar de lo habitual, ya que están aislados del mundo debido al cierre de fronteras y enfrentan un aumento de las aguas debido al cambio climático.

Nueva Zelanda recibió el año nuevo con una serie de grandes festivales de música y espectáculos de fuegos artificiales, así como un espectáculo de luces en la ciudad más grande del país, Auckland.

Sin casos comunitarios de COVID-19 en el país, los eventos se desarrollaron según lo planeado sin límites de multitud u otras restricciones de salud.

Sydney, la ciudad más poblada de Australia, por otro lado, parecía una ciudad fantasma cuando el reloj avanzaba de 2020 a 2021. Los fuegos artificiales del puerto eran más pequeños que en años anteriores y estaban dirigidos a una audiencia televisiva. Las cercas de alambre bloquearon la entrada a la playa y la policía impidió que cualquiera se dirigiera hacia los miradores, donde normalmente hasta un millón de personas ven los mundialmente famosos fuegos artificiales.

Los juerguistas de Año Nuevo que infrinjan las leyes de bloqueo del puerto de Sydney corren el riesgo de ser multados con 1.000 dólares australianos (770 dólares estadounidenses), mientras las autoridades intentan detener un brote de COVID-19 en la ciudad.

En Seúl, la tradicional ceremonia de toque de campanas se realizó sin audiencia y se transmitió por televisión. Por lo general, decenas de miles de personas ven cómo una gran campana de bronce en el pabellón de Bosingak suena 33 veces para tener suerte. Las celebraciones al aire libre también se cancelaron en otras ciudades coreanas.Taiwán organizó su icónico espectáculo de fuegos artificiales de Nochevieja en el edificio Taipei 101 de 509 metros de altura, uno de los edificios más altos del mundo, mientras que algunos eventos al aire libre planeados en la isla se redujeron o cancelaron.

 

China fuegos artificiales se llevaron a cabo en las ciudades chinas sin restricciones, ya que la pandemia está en gran parte bajo control allí. Sin embargo, el Año Nuevo chino se celebra tradicionalmente en febrero, lo que significa que el 31 de diciembre no es un día festivo particularmente importante en el país.

En Wuhan, la ciudad china donde se detectó el virus por primera vez a finales de 2019, miles de personas festejaron la llegada de 2021.

En Rusia, el presidente Vladimir Putin, reconoció en su discurso de Año Nuevo que una segunda ola del coronavirus golpea al país. “Desgraciadamente, la epidemia no se ha frenado completamente. La lucha contra la epidemia no cesa un minuto”, declaró.

Pasajeros beben en un autobús de fiesta que celebra el Año Nuevo que viaja por Moscú, Rusia.

Poco antes, como cada año, unas decenas de personas se zambulleron en las gélidas aguas del lago Baikal en Siberia, con temperaturas de hasta -35º C.

En Dubai, miles de personas asistieron a un espectáculo de fuegos artificiales e iluminaciones láser en Burj Khalifa, la torre más alta del mundo, a pesar de un gran número de nuevos casos. Los asistentes debían usar mascarilla y registrarse con un código QR.

En Berlín, la velada comenzó con más calma que en años anteriores, según los bomberos y la policía. En muchos barrios de Berlín todavía se oían detonar petardos, pero menos de lo habitual.

Los servicios de emergencia elogiaron a los residentes por adherirse en gran medida a las medidas de Nochevieja en medio de la pandemia, aunque la policía detuvo temporalmente a más de 80 personas por violar las restricciones.

Con el tradicional espectáculo de fuegos artificiales en la histórica Puerta de Brandenburgo de Berlín cancelado, el área permaneció prácticamente vacía. La cadena de televisión ZDF transmitió un programa en vivo desde el sitio sin multitudes presentes.

En Berlín-Buckow, un supermercado se incendió y colapsó parcialmente. Los fuegos artificiales parecían haber sido almacenados en parte del edificio y explotaron y volaron por el área, según un portavoz del departamento de bomberos. Un hombre de 63 años en Brandeburgo perdió una mano mientras manejaba petardos ilegales.

¿Qué opinas al respecto?

Next Post

Un Año Nuevo tranquilo, un respiro tras el Brexit

vie Ene 1 , 2021
Un constante goteo de camiones desembarcaban el viernes de transbordadores y trenes a ambos lados del Canal de la Mancha, en un tranquilo día de Año Nuevo luego de un crucial e inesperado cambio en las relaciones entre la Unión Europea y Gran Bretaña, publica AP. La concurrida ruta comercial […]
blank
A %d blogueros les gusta esto: