Caos por coronavirus en prisión cubana de Guantánamo a punto de convertirse en catástrofe humanitaria


“No han ido médicos, apenas nos han dado comida y estamos unos arriba de los otros…los baños están llenos de excrementos…no hay agua para descargarlos ni para limpiarlos”, comentó uno de los reclusos.

La prisión de Guantánamo contaba con un piso para aislar a los enfermos, pero este también se encuentra colapsado.


Voz: Ovidio Martín, UNPACU.


Las autoridades cubanas enviaron a 169 reclusos enfermos de coronavirus desde la prisión de Guantánamo hacia la prisión Santa María de la misma provincia.

Santa María es un establecimiento que alberga a mujeres, pero ante el desborde de casos de coronavirus, el colapsado sistema carcelario cubano lo usa también para hombres.

Radio Viva 24 supo por un reporte del expreso político y miembro de la Unión Patriótica de Cuba, Ovidio Martín, que más de la mitad de los presos de Guantánamo fueron derivados a los Camilitos. Otros son repartidos por diferentes puntos de la provincia.

La prisión de Guantánamo contaba con un piso para aislar a los enfermos, pero este también se encuentra sobrepoblado. Los pacientes se mantienen a menos de un metro y medio de distancia; no hay medicamentos ni artículos de aseo y la alimentación, que antes era precaria, ahora es casi inexistente.

“No nos dejen morir aquí, sin atención”, piden los reclusos.

En la cárcel de Santa María las condiciones sanitarias son aún peores. “No han ido médicos, apenas nos han dado comida y estamos unos arriba de los otros…los baños están llenos de excrementos…no hay agua para descargarlos ni para limpiarlos”, comentó uno de los reclusos.

 

¿Qué vendrá después?

 

La isla comunista vive el más grande rebrote de coronavirus. En las calles el pueblo se agolpa en los tumultos de las interminables “colas” para conseguir alimentos o artículos de primera necesidad.

Los artículos de higiene, como jabón, detergente o desinfectante escasean. Sin ellos es imposible detener el coronavirus o cualquier otra enfermedad infectocontagiosa.

La población penal, en cambio, depende de los recursos que el ineficiente y maltrecho estado cubano le provea. Es decir que, en caso de una crisis nacional como esta, se deduce que la población penal está prácticamente condenada a la extinción.

Según la organización no gubernamental Cuban Prisoners Defenders, en sistema penitenciario cubano podría haber actualmente unas 90 mil personas.

Son ellos los más vulnerables y de los que sin ninguna duda el régimen cubano prescindiría en caso de que el desastre terminara por apoderarse de la isla.

Desde Radio Viva 24 hacemos un llamado a la comunidad mundial y a las organizaciones internacionales de derechos humanos para que se pronuncien respecto a la situación sanitaria que viven los reclusos cubanos dentro de las cárceles del castrismo.

 

 

El periodista independiente Iván Hernández Carrillo contribuyó con este reporte de prensa.

 

 

Francisco Alemán de Las Casas

Entrada siguiente

Advierten que régimen cubano podría tomar medidas represivas contra la Iglesia Católica

jue Feb 4 , 2021
El Partido Demócrata Cristiano de Cuba en el Exilio advierte, en un comunicado, que el régimen cubano podría tomar medidas represivas contra la Iglesia Católica y sus feligreses similares a […]
blank