España asegura que Cuba vive un momento de actualización de su modelo político; exiliados critican el enfoque

Cuba aparece entre las prioridades de la política exterior española en los siguientes tres años.

El gobierno de coalición entre socialistas y comunistas considera que la isla vive un momento de “actualización de su modelo político y económico”, según recoge la nueva Estrategia de Política Exterior aprobada recientemente, publica Radio TV Martí.

“El país [Cuba] se encuentra en un momento de actualización de su modelo político y económico a la constitución adoptada en 2019 y a una nueva realidad que debemos estimular mediante un acompañamiento crítico pero constructivo”, dice el documento al que tuvo acceso Radio Televisión Martí.

El uso de tales conceptos ha llamado la atención del exilio en España, sobre todo lo referido a las supuestas reformas políticas.

“Más que actualización, lo que hay es la confirmación del modelo político de represión y de falta de derechos para el cubano. En este sentido, vemos un poco desorientado al Gobierno español”, afirmó Carlos Payá, representante del Movimiento Cristiano Liberación (MLC) en España.

Aunque el MCL, que lidera Eduardo Cardet, considera que “los cambios en Cuba solo dependen de los cubanos, de dentro y fuera, eso no significa que no estemos al tanto de lo que se pueda influir en la política interna cubana”.

“En Cuba no se está actualizando nada, se está aumentando lo que ya llevamos 60 y tantos años soportando, como por ejemplo la represión constante contra opositores, y las detenciones y encarcelamientos”, reiteró Payá.

El exiliado mencionó el caso del preso político Yadier García Labrada, del MCL, encarcelado desde octubre pasado, pero “todavía no tiene ni petición fiscal”.

La nueva Estrategia de Política Exterior de España 2021-2024 asegura que en Cuba hay una “nueva realidad” que Madrid debe “estimular, mediante un acompañamiento crítico pero constructivo”.

Para Elías Amor Bravo, presidente de la Unión Liberal Cubana (ULC), tal “acompañamiento crítico debe estar orientado, fundamentalmente, a conseguir que los derechos humanos, las libertades públicas y la democracia en Cuba sean finalmente el objetivo”.

“Si eso no se consigue, este tipo de modelo de colaboración no sirve, es de escasa utilidad para la sociedad cubana y lo único a lo que contribuir es a consolidar el aparato de poder en el país”, advirtió Amor Bravo.

La referencia al “acompañamiento constructivo” preocupa a la ULC, “porque habría que determinar qué se entiende por constructividad”.

“No está nada clara, si no es para construir un sistema democrático y de libertades como el que existe en España, ni más ni menos”, concluyó el economista.

Según el documento, España “profundizará en la nueva andadura de colaboración” iniciada tras los viajes a La Habana del presidente Sánchez en 2018 y de los Reyes en 2019, “buscando equilibrar y profundizar la relación, a partir de la adopción de un marco regular de consultas políticas (Memorando de Entendimiento)”.

Para Guillermo Gortázar, presidente de la Fundación Hispano-Cubana, “el Gobierno de España debe ser el único en el mundo que se cree que en Cuba hay un nuevo escenario político”.

En un artículo de opinión, publicado en el diario El Español, Gortázar afirma que “el observador más ciego y sordo del Caribe sabe que mientras Raúl Castro siga oprimiendo a los cubanos de la isla por medio de su marioneta, Miguel Díaz-Canel, lo que hay allí es continuidad totalitaria castrista. No hay ‘actualización’ ni nada parecido”.

Entrada siguiente

La policía española detiene a un grupo acusado de traficar drogas y migrantes en Melilla

sáb Feb 6 , 2021
Ocho miembros de un grupo sospechoso de traficar inmigrantes desde el enclave norteafricano de Melilla hasta la península española han sido detenidos, según informó la policía el sábado. A los […]
blank