La misión de la OMS en Wuhan encuentra posibles indicios de un brote original más extendido en 2019

Los investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que indagan los orígenes del coronavirus en China han descubierto indicios de que el brote fue mucho más amplio en Wuhan en diciembre de 2019 de lo que se pensaba anteriormente.

Y están buscando acceso urgente a cientos de miles de muestras de sangre de la ciudad que China no les ha dejado examinar hasta ahora, publica CNN.

El investigador principal de la misión de la OMS, Peter Ben Embarek, le dijo a CNN en una amplia entrevista que la misión había encontrado varios indicios de la propagación más amplia de 2019, incluido el establecer por primera vez que había más de una docena de variantes del virus en Wuhan ya en diciembre.

El equipo también tuvo la oportunidad de hablar con el primer paciente que las autoridades chinas dijeron que había sido infectado, un oficinista de unos 40 años, sin historial de viajes, cuyo contagio se reportó el 8 de diciembre.

La lenta aparición de datos más detallados recopilados durante el largamente esperado viaje de la OMS a China podría sumarse a las inquietudes expresadas por otros científicos que estudian los orígenes de la enfermedad sobre que esta pudo haberse propagado en China mucho antes de su primera aparición oficial a mediados de diciembre.

Embarek, quien acaba de regresar a Suiza desde Wuhan, le dijo a CNN: «El virus circulaba ampliamente en Wuhan en diciembre, lo cual es un nuevo hallazgo».

El especialista en seguridad alimentaria de la OMS agregó que científicos chinos habían presentado al equipo 174 casos de coronavirus en Wuhan y sus alrededores de diciembre de 2019.

De estos, 100 habían sido confirmados por pruebas de laboratorio, dijo, y otros 74 a través del diagnóstico clínico de los síntomas del paciente.

Embarek dijo que era posible que este número mayor –de casos probablemente graves que habían sido notados por los médicos chinos desde el principio–, significara que la enfermedad podría haber afectado a unas 1.000 personas en Wuhan en diciembre.

«No hemos hecho ningún modelo de eso desde entonces», dijo. «Pero sabemos … en grandes cifras … de la población infectada, alrededor del 15% termina con casos graves y la gran mayoría son casos leves».

Embarek dijo que la misión, que incluía a 17 científicos de la OMS y 17 chinos, había ampliado el tipo de material genético del virus que examinaron de los primeros casos de coronavirus en aquel diciembre.

Esto les permitió observar muestras genéticas parciales, en lugar de solo completas, dijo.

Como resultado, pudieron recopilar por primera vez 13 secuencias genéticas diferentes del virus SARS-COV-2 a partir de diciembre de 2019.

Las secuencias, si se examinan con datos más amplios de pacientes en China durante 2019, podrían proporcionar pistas valiosas sobre la geografía y el momento del brote antes de diciembre.

Embarek dijo: «Algunas de ellas son de los mercados … Algunas de ellas no están vinculadas a los mercados», lo que incluye el mercado de mariscos de Huanan en Wuhan, que se cree que jugó un papel en la primera propagación del virus.

«Esto es algo que encontramos como parte de nuestra misión … parte de la interacción que tuvimos todos juntos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Niña de 13 años escapa de la policía en auto de la madre, se estrella y mata a dos hombres

lun Feb 15 , 2021
Un policía se llevó una gran sorpresa tras detener a una conductora por una infracción de tránsito en Escondido, en California. “Lo que el agente no sabía en ese momento es que el vehículo era conducido por una niña de 13 años de edad residente en Vista y que tomó […]