Israel levanta el confinamiento gracias a su eficacia al vacunar

Israel ha confinado tres veces a su población y tres veces la ha desconfinado.

“Esperemos que esta sea la buena”, decía este domingo el propietario de una zapatería, Mordejai Nazarian, satisfecho por la reapertura de los pequeños comercios, tras dos meses, que es extensiva a escuelas y centros comerciales, así como a gimnasios y otras instalaciones de riesgo durante la pandemia, publica La Vanguardia.

Aunque algunos locales están abiertos a todo el mundo, otros serán de acceso exclusivo para los que hayan recibido la segunda dosis de la vacuna anti Covid-19, al menos una semana antes.

Algo que les hace acreedores de una tarjeta verde cuyo código abre muchas puertas y que también se da a aquellos que han superado la enfermedad.

Como es sabido, Israel se ha colocado en la vanguardia mundial en índice de vacunaciones.

En marcado contraste con los palestinos que viven bajo la ocupación israelí y que siguen a la cola.

Aunque Tel-Aviv se lava las manos y responsabiliza a la bloqueada -además de corrupta e inoperante- administración palestina, esta alude a las responsabilidades internacionales de la “potencia ocupante”.

Aunque finalmente Israel entregó dos mil dosis al presidente Mahmud Abbas para vacunar a su personal sanitario -Rusia le entregó diez mil- el do de pecho lo dio este domingo un rival de Abbas, que con la colaboración de Emiratos Árabes Unidos logró el aterrizaje en Gaza de un cargamento con veinte mil dosis más de la Sputnik V.

La vacuna rusa está también de actualidad en Israel, porque habría formado parte del rescate de una ciudadana israelí que se encontraba detenida en Damasco, tras cruzar la frontera. Aunque Siria e Israel nunca han mantenido relaciones diplomáticas, la mediación rusa habría facilitado un acuerdo.

Oficialmente, Israel habría asegurado su repatriación a cambio de dos pastores sirios, igualmente extraviados.

Pero según varias fuentes, Israel habría accedido además a pagar el suministro de cientos de miles de dosis de Sputnik V, por más de un millón de euros.

Un maná para la Siria devastada, que ni siquiera ha empezado su campaña de inmunización.

Así que el primer ministro israelí Beniamin Netanyahu pisa todos los aceleradores, a medida que se acercan las elecciones generales del 23 de marzo.

Aun sin saber si deberá volver a comparecer ante el juez por sus tres procesos por presunta corrupción.

Foto: AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Académico cree que otro 24 de febrero pudiera repetirse en Cuba como en 1895

mié Feb 24 , 2021
Hoy es el aniversario 126 del Grito de Baire, el levantamiento armado que dio origen a la llamada Guerra Necesaria, la segunda gesta independentista cubana. El académico exiliado Eduardo Lolo dijo en entrevista con el periodista Pedro Corzo de Radio Martí que era impensable que los cubanos al levantarse en […]