La CIA crea oficina para investigar el síndrome de La Habana en medio de nuevo escrutinio

La Agencia Central de Inteligencia estableció un grupo de trabajo para formalizar su investigación sobre una serie de misteriosos ataques contra estadounidenses en La Habana, dijo a McClatchy una fuente familiarizada con el asunto.

El grupo de trabajo fue creado a fines del año pasado y reúne a expertos de la agencia, incluidos médicos, profesionales de recursos humanos y agentes de contrainteligencia en una misma oficina, para centralizar una investigación de eventos que han creado tensión en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, publica El Nuevo Herald.

Los diplomáticos estadounidenses destacados en la embajada de Estados Unidos en La Habana comenzaron a informar síntomas extraños en 2017, incluidos mareos, tinnitus, problemas visuales, vértigo y dificultades cognitivas.

Los médicos de la Universidad de Pennsylvania y la Universidad de Miami encontraron evidencia de lesión cerebral y daños en el sistema vestibular del oído interno en diplomáticos y sus familiares. También se han reportado eventos similares en China.

Junto con el establecimiento del grupo de trabajo, el nuevo equipo de seguridad nacional del presidente Joe Biden también ha hecho de la investigación una prioridad máxima, dijo el viernes un funcionario de alto rango de la administración.

La administración de Biden está revisando la política hacia Cuba, pero los incidentes en La Habana son un obstáculo importante para una mejora en las relaciones con el gobierno cubano.

“Si bien no abordaremos detalles en este momento, el Consejo de Seguridad Nacional se ha tomado esto muy en serio desde el comienzo de esta administración”, dijo el funcionario a McClatchy.

“Esto involucra la salud y el bienestar de los servidores públicos estadounidenses de todo el gobierno, y continuaremos actuando con urgencia para brindar una respuesta de todo el gobierno a estos problemas”.

El Departamento de Estado también dedicará recursos adicionales a la investigación, dijo un portavoz.

Si bien el departamento creó su propio grupo de trabajo para investigar los eventos en La Habana en 2018, el secretario de Estado Tony Blinken ahora planea anunciar el nombramiento de un asesor principal dedicado a la investigación “pronto”.

“A principios de este mes, para reafirmar el liderazgo del departamento liderazgo y su responsabilidad con el personal del gobierno estadounidense. en el extranjero, elevamos el rol de coordinador a un puesto de nivel superior para que un funcionario de alto nivel esté facultado para asesorar a los líderes superiores del departamento, coordinar la respuesta del departamento a los incidentes de seguridad sanitaria y brindar apoyo continuo al personal afectado”, dijo el portavoz del Departamento de Estado.

La creación del grupo de trabajo de la CIA se produce después de que un estudio de las Academias Nacionales de Ciencias concluyera que la energía dirigida de microondas puede haber sido la causa de los daños sufridos por los funcionarios estadounidenses en Cuba y China.

Otra investigación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades no identificó la causa de las lesiones.

El gobierno cubano ha negado que hayan ocurrido ataques en La Habana y se quejó de la falta de acceso a la información médica de los afectados.

El Departamento de Estado ha confirmado públicamente 26 casos en Cuba y un caso en China, y recientemente ha dicho que aún está investigando.

El gobierno de los Estados Unidos no ha determinado la causa de las dolencias, ahora conocidas como síndrome de La Habana.

Pero una declaración emitida por el senador Marco Rubio (FL-R), quien es el actual vicepresidente del Comité Selecto de Inteligencia del Senado y ha presentado una legislación para garantizar que las víctimas reciban una cobertura médica adecuada, afirma que más de 40 diplomáticos de la Embajada de Estados Unidos en La Habana y sus familiares y al menos una docena de diplomáticos en el consulado de Estados Unidos en Guangzhou, China, fueron afectados.

La declaración enviada por Rubio y otros senadores que respaldan el proyecto de ley el pasado diciembre fue el primer reconocimiento oficial de que los agentes de la CIA también fueron atacados. Reportes de que la agencia decidió retirar a su personal de La Habana en 2017 fueron confirmados por una revisión interna del Departamento de Estado publicada por el Archivo de Seguridad Nacional.

Desde entonces, la CIA, el FBI y el Departamento de Estado han estado investigando los misteriosos episodios.

Un ex oficial de la CIA, Marc Polymeropoulos, también dijo que creía haber sufrido un ataque similar en Moscú, lo que aumentó la sospecha de que Rusia podría estar detrás de los misteriosos eventos.

El grupo de trabajo, que fue reportado por primera vez por CNN el miércoles, está compuesto principalmente por expertos que ya participaron en la respuesta a los eventos en La Habana.

El propósito de la nueva oficina es reunir a esos expertos de una manera más formal, agilizando su trabajo, dijo la fuente.

“La CIA está trabajando junto con otras agencias gubernamentales para redoblar nuestros esfuerzos para encontrar respuestas con respecto a los incidentes de salud global inexplicables que han afectado al personal”, dijo el secretario de prensa de la CIA, Timothy Barrett, en un comunicado.

“La principal prioridad de la Agencia ha sido y sigue siendo el bienestar de todos nuestros agentes”.

Bill Burns, el candidato del presidente Joe Biden para dirigir la CIA, dijo a los senadores durante su audiencia de confirmación el miércoles que llegar al fondo de los ataques en La Habana sería una de sus prioridades al frente de la agencia.

La oficina del senador Bob Menéndez dijo que el senador, quien es el presidente del comité de relaciones exteriores, no ha sido actualizado sobre la creación del grupo de trabajo, pero estaba buscando más información.

Los incidentes inexplicables también han afectado a miles de familias cubanoamericanas que esperan reunirse con sus familiares de la isla, ya que el Departamento de Estado suspendió el procesamiento de visas en La Habana desde 2017.

Con el hashtag #FamiliesBelongTogether [las familias deben estar juntas], cientos de usuarios de Twitter cubanos y cubanoamericanos publicaron mensajes pidiendo a la administración de Biden que reanude el Programa Cubano de Reunificación Familiar, también suspendido tras la retirada del personal de la embajada.

 

Next Post

Presidente chileno busca apoyo para enfrentar creciente violencia en región de conflicto indígena

Fri Feb 26 , 2021
El presidente chileno Sebastián Piñera se reunió el viernes con jefes de los distintos poderes del Estado para buscar acuerdos que ayuden a enfrentar la creciente violencia en la sureña región de La Araucanía, una zona marcada por un extendido conflicto indígena. El mandatario conservador prometió combatir lo que denominó […]