Austria y otros cuatro países denuncian el bazar de la distribución de vacunas

La estrategia europea de vacunación sigue encharcada en un camino de espinas en que la lentitud en el suministro agita las críticas internas y azuza la inquietud general.

Al nuevo retraso de AstraZeneca, el gran incumplidor que solo aportará 30 millones de dosis en el primer trimestre, se suman las dudas sobre los efectos secundarios de esta vacuna y ahora también la crítica de cinco países centroeuropeos que exigen revisar el sistema de reparto de las vacunas.

Austria, la República Checa, Eslovenia, Bulgaria y Letonia enviaron una carta al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y a la de la comisión, Ursula von der Leyen, denunciando que “la entrega de las dosis por parte de las compañías farmacéuticas a los estados individuales de la UE no se está realizando en igualdad de condiciones”.

Añaden que si se sigue con el actual sistema, se continuarán “exacerbando las enormes disparidades” entre los países, lo que provocará que algunos puedan llegar a la inmunidad de rebaño en unas pocas semanas mientras que otros quedan aún muy lejos.

Es el canciller austríaco, Sebastian Kurz, quién está al frente de esta iniciativa. Capaz de gobernar primero con la extrema derecha y después con los verdes, el joven canciller austríaco lleva tiempo intentando buscar más protagonismo en la Unión Europea.

En este tema, Kurz ha calificado de “bazar” las negociaciones entre los estados miembros por conseguir más dosis, y ha criticado que países como Holanda, Dinamarca o Malta hayan recibido volúmenes de dosis muy superiores a la población que otros, como sería el caso de Bulgaria o Croacia.

Antes de esta crítica, Austria, conjuntamente con Dinamarca, se desmarcó de la estrategia europea buscando un acuerdo con Israel, el país que más adelantado lleva el proceso de inmunización de su población, para las vacunas destinadas a cubrir las variantes de la covid.

La reacción de la Comisión Europa ha sido la de recordar que las vacunas se reparten en proporción a la población de cada país, lo que considera como la solución justa para no discriminar a nadie.

Para añadir flexibilidad al sistema, si un país decide no comprar la totalidad de las vacunas que le corresponden, estas dosis se redistribuyen entre el resto de países interesados.

El sistema de reparto lo discutirán los jefes de gobierno el 25 y 26 de este mes en una cumbre planificada en principio para desarrollarse de forma presencial, con lo cual se facilita la negociación más a fondo de los temas.

Sin embargo, el formato de la reunión aún no se ha confirmado.

Foto: Alliance

 

Publicado en La Vanguardia por

 

 

Entrada siguiente

EEUU denuncia los 100 días de prisión de Luis Robles y afirma que la libertad de expresión es un derecho humano

lun Mar 15 , 2021
El gobierno de Estados Unidos criticó este domingo la detención en Cuba de Luis Robles, quien lleva 100 días de prisión “por el simple hecho de portar un cartel” que […]
blank