Elecciones en Israel

Los resultados provisorios de las elecciones no parecen vaticinar ningún camino claro para la formación del gobierno.

Por ahora, ni Benjamín Netanyahu ni su rival más próximo Yair Lapid tendrían facilidades para conseguir los 61 votos necesarios, publica Aurora.

Pero, ¿cómo sigue este proceso? Una vez terminado el escrutinio oficial, se dispondrá el reparto de bancas. Aquí entra la figura del presidente Reuben Rivlin, que mantendrá reuniones con los líderes de los partidos que hayan entrado a la Knéset.

Cada partido recomendará un candidato para formar gobierno, no necesariamente miembro de ese partido. Por ejemplo, es probable que Bezalel Smotrich, de Sionismo Religioso, proponga a Netanyahu, mientras que Merav Michaeli, de Avodá, haga lo propio con Lapid.

El candidato con más recomendaciones será apuntado por Rivlin para formar gobierno. Allí comienza una instancia de negociación que le da 45 días al candidato para formar gobierno. De no llegar, puede pedir una prórroga o bien pasarle la responsabilidad a otro candidato.

Para formar gobierno, todos los cargos ministeriales deben ser aprobados por la Knéset, de ahí que es crucial que se logren acuerdos sólidos. Será ahora cuestión de la habilidad política de los dirigentes arribar a un compromiso.

Entrada siguiente

Egipto anuncia reapertura de tramo histórico del Canal de Suez

mié Mar 24 , 2021
El almirante Osama Rabie, presidente de la Autoridad egipcia del Canal de Suez (SCA), precisó este miércoles (24.03.2021) en un comunicado que “las unidades de rescate y remolcadores de la […]
blank