Muere en Miami el padre de Esteban Bovo

Esteban Bovo Carás, uno de los pilotos cubanos de la Brigada 2506 falleció en Miami a causa de “una afección cardíaca”.

Su hijo, el político y exconcejal del condado de Miami-Dade Esteban Bovo, rememoró detalles de la vida de este piloto.

“Lamentablemente, la Revolución Cubana le robó su primera pasión. Pasó el resto de su vida luchando por recuperarlo. Lo llevó a Bahía de Cochinos y Hermanos al Rescate. A veces nos robó su atención, pero nunca cuestioné su amor por mamá o por nosotros”, escribió su hijo en redes sociales en referencia a la Brigada de Asalto 2506, que el 17 de abril de 1961 invadió la costa sur de Cuba, en una gesta en la que se enrolaron 1.500 cubanos., publica Radio TV Martí.

“Se inscribió en la Brigada como piloto, pero lo pusieron como asistente y artillero”, dijo este jueves a la agencia EFE Luis González-Lalondry, excombatiente de Bahía de Cochinos.

“Yo, Esteban Bovo, era uno de los tantos pilotos del escuadrón de bombarderos B26, alistado en la Fuerza Aérea, que participaba en la invasión a Bahía Cochinos, en abril 17 de 1961. Era tanto el fervor que nos llenamos por aquel operativo que, mucho antes, habíamos hecho vuelos de misión en el clandestinaje, dándole ayuda logística a las tropas en tierra, para atacar puestos claves como el aeropuerto de Santiago de Cuba y Columbia. Despegamos de Puerto Cabezas, en Nicaragua, como a eso de las 5:30 de la mañana. El río Escondido ya estaba haciendo explosiones debajo del agua. Y presenciamos, atónitos, cómo mataban a Matías Farías (un piloto nuestro) por la parte trasera del avión. Nos habían quitado las 4,50, de la parte trasera de los bombarderos, para meter dos tanques más de combustible, lo cual nos quitó de raíz la defensa de nuestras aeronaves por ese punto tan estratégico”, rememoró el piloto en una entrevista con Libre en 2006.

“Una Cuba libre fue la segunda pasión de mi papá; le dio un propósito. Cualquiera que quisiera estar cerca de él o entenderlo, primero tenía que darse cuenta de que Cuba tenía que ser libre. Mi padre midió a la gente por lo que hicieron por la causa de una Cuba libre”, explicó su hijo.

El veterano se dedicó por años a atender a la Brigada y el Museo de la Brigada en Miami donde recibía a los visitantes y les explicaba detalles de la invasión.

Al cumplirse en 2016 el 55 aniversario del desembarco en la Bahía de Cochinos, Bobo Carás recordó en el Instituto de la Memoria Histórica Cubana Contra el Totalitarismo, de Miami, que “la historia nuestra es bastante triste porque sabíamos a lo que íbamos y lo que estábamos haciendo. Sabíamos que podíamos llegar, pero no (…) regresar”.

 

Foto: América TV

Fuente: Radio TV Martí

Entrada siguiente

Las consecuencias del uso excesivo de pornografía en los adolescentes

vie Mar 26 , 2021
Una de las consecuencias de la llegada de internet ha sido el aumento del uso de pornografía en línea. Esto ha generado un incremento de la investigación científica centrada en […]
blank