Macron, ante la presión de cerrar Francia

Con las unidades de cuidados intensivos ya superando el pico de la segunda ola, Macron soporta fuertes presiones del mundo médico  para adoptar medidas mucho más drásticas porque sino, según los especialistas de cuidados intensivos, pronto tendrían que elegir a qué pacientes salvar la vida.

Hablar de escoger entre enfermos impacta a la ciudadanía e incluso el propio titular de Economía, Bruno Le Maire, nunca  partidario de medidas drásticas que asfixie la actividad del país, ha afirmado que “esa era la línea roja”, publica RFI.

El problema principal es la incidencia de la variante inglesa muy mayoritaria que golpea sobre todo tres regiones: la norte, la parisina y los Alpes marítimos.

Quienes ingresan en las UCI son ahora mucho más jóvenes que en la primera y la segunda ola.

 Otro motivo de inquietud son las escuelas. Han tenido que cerrarse miles de aulas casos positivos. Para el Gobierno, la clausura de los centros escolares es un último recurso pero este miércoles podría llegar para los 19 departamentos que ya sufren confinamientos de carácter suave.

Según medios franceses, Macron, que reúne hoy a su Consejo de Defensa Sanitario antes de dirigirse a los franceses esta noche a las 20hs por televisión, estaría barajando varios escenarios que pasarían por confinamientos más estrictos con más controles y un probable cierre de escuelas, algo que ya le ha pedido la propia alcaldesa de París, Anne Hidalgo, que ha cifrado ya en 20.000 el número de niños parisinos que este miércoles ya no podían ir a clase debido al cierre de aulas por casos de covid.

Lo único que parece claro es que el gobierno seguirá privilegiando su estrategia de actuar localmente y no sobre toda Francia aunque varios departamentos podrían sumarse a la lista de 19 confinados.

El propio Macron ha declarado en repetidas ocasiones que un confinamiento total debía ser el “último recurso” y, pese a las presiones de epidemiólogos y responsables sanitarios locales, se resistió durante semanas a ordenar siquiera un confinamiento de fin de semana para la zona capitalina.

“¿A qué espera?” El titular de portada del diario Libération del martes, que mostraba a Macron sentado de brazos cruzados, resume la frustración que responsables sanitarios manifiestan desde hace días por la situación, a punto de desbordarse, dicen, de la pandemia en Francia.

Por si toda esta situación límite no fuera suficiente, una nueva variante que lleva el nombre del hospital donde ha sido descubierta a pocos kilómetros de la capital, el Henri Mondor, circula ya por varias regiones del país aunque todavía no hay estudios que demuestren su poder de contagio.

Vía: RFI

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Post

Para evitar unas quintas elecciones, Israel se dispone a formar Gobierno

Wed Mar 31 , 2021
“La principal consideración que me guiará en la selección de un candidato al que confiar la formación de Gobierno es la posibilidad de que éste asegure la confianza de la Knesset (Parlamento israelí)”, declaró el presidente al recibir los resultados. Reuven Rivlin iniciará el próximo lunes 5 de abril las […]