Agentes de Texas desvían  a más de 16,000 inmigrantes ilegales y detienen a 598 delincuentes en marzo

Más de 16,000 inmigrantes ilegales han sido remitidos a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. y 598 delincuentes han sido detenidos por las tropas del Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) como parte de la “Operación Estrella Solitaria” lanzada para combatir la crisis en la frontera, dijo el jueves el gobernador Greg Abbott.

La operación se puso en marcha a principios de marzo para combatir el contrabando de personas y drogas hacia Texas a través de la frontera sur por parte de los cárteles mexicanos y otros contrabandistas.

Las últimas cifras arrojan una media de 21 detenciones de delincuentes al día y más de 570 casos remitidos diariamente a la Patrulla Fronteriza.

Las tropas estatales han incautado 14 libras de cocaína, 23 armas de fuego y casi un millón de dólares en efectivo, y han detenido a nueve miembros de bandas implicadas en el contrabando, dijo Abbott en una conferencia de prensa en Weslaco, Texas, que está cerca de la frontera entre Texas y México, publica The Epoch Times .

Las últimas cifras se producen en medio de un aumento del flujo de inmigrantes ilegales hacia Estados Unidos. El jueves, Abbott criticó repetidamente las políticas fronterizas del presidente Joe Biden que, según él, no han conseguido asegurar la frontera y, en cambio, han invitado a la inmigración ilegal y han creado una “temporada abierta para los traficantes de personas, para los contrabandistas de drogas, para los cárteles y las bandas”.

Debido a que los agentes de la Patrulla Fronteriza se ven obligados a detener a un gran número de inmigrantes ilegales, los cárteles y los contrabandistas de personas ven que se dejan abiertos “amplios sectores” de la frontera para que los exploten y trasladen personas y drogas a través de ellos, explicó Abbott.

“Estos criminales se aprovechan de las mujeres y los niños, exponiéndolos al abuso y al terror”, dijo el gobernador republicano a los periodistas. “Debido a que el gobierno federal no está actuando para responder a estos peligros, Texas está dando un paso adelante para asegurar la frontera y mantener a nuestra comunidad segura”.

Un caso de arresto criminal involucró una casa de escondite en el Valle del Río Grande, donde las tropas del DPS de Texas y los agentes especiales encontraron cuatro inmigrantes ilegales y un miembro de una pandilla, dijo Abbott.

“El miembro de la banda era buscado por dos cargos de violación de un niño menor de 13 años”, dijo.

Proporcionando otro ejemplo de un arresto criminal, Abbott relató cómo las tropas del DPS de Texas arrestaron a un hombre el 8 de marzo que era buscado por “asalto sexual continuo a un niño”.

En otro caso, se detuvo a un hombre el 14 de marzo y se descubrió que llevaba inmigrantes ilegales en su vehículo, en el que había un niño de 14 años que había sido agredido sexualmente, dijo Abbot.

“El conductor también tenía pornografía infantil en su celular”, señaló el gobernador.

Abbott también se refirió a un caso ocurrido el 16 de marzo que fue noticia en todo el país, cuando unos contrabandistas en México asaltaron a una mujer, le rompieron una pierna y posteriormente arrojaron a su bebé de 6 meses desde una balsa al río Grande.

Un grupo especializado del DPS de Texas y de la Patrulla Fronteriza rescató a la niña.

“Hay una razón por la que los contrabandistas y los miembros de los cárteles hacen cosas como arrojar a un niño pequeño al río”, comentó Abbott.

“Saben que al hacerlo, provocará que los agentes de la Patrulla Fronteriza y del Departamento de Seguridad Pública de Texas se centren en esa niña y en salvarla, como hicieron ellos. Cuando las fuerzas de seguridad se centran en salvar a un niño, eso abre la puerta a la oportunidad de que los contrabandistas de drogas y los cárteles se dediquen a otros delitos y eso es parte de lo que ocurrió”.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, condenó el miércoles los intentos de contrabando de personas hacia Estados Unidos.

“La forma inhumana en que los contrabandistas abusan de los niños mientras se benefician de la desesperación de los padres es criminal y moralmente reprobable”, dijo en un comunicado.

“No cabe duda de que los niños son excepcionalmente vulnerables cuando se ponen en manos de los contrabandistas”, añadió.

“Existe un grave riesgo de que sean explotados y dañados. Felicito a nuestros heroicos agentes de la Patrulla Fronteriza que han salvado vidas esta semana y todas las semanas, mientras ponían en riesgo sus propias vidas por el bien del país”.

Desde que asumió el cargo, Biden ha revertido una serie de políticas fronterizas de la Administración Trump, incluyendo pausar la construcción del muro fronterizo y anunciar la eliminación de la política de “Permanecer en México”, que obligaba a los solicitantes de asilo a esperar en México mientras se tramitaban sus expedientes de inmigración.

La Administración Biden también ha dejado de expulsar del país a los menores no acompañados (niños que cruzaron la frontera ilegalmente sin un adulto que los acompañara).

En general, se sigue expulsando a los adultos y a las unidades familiares de Estados Unidos.

Biden y otros funcionarios estadounidenses han instado repetidamente a los migrantes a que se abstengan de cruzar ilegalmente la frontera con Estados Unidos.

A pesar de ello, el número de cruces ilegales en la frontera sur ha ido en aumento desde octubre de 2020.

El número de detenciones entre octubre de 2020 y enero de 2021 fue de 296,259, lo que representa un aumento del 79.5 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos de la Oficina de Aduanas y ProAFPtección Fronteriza (CBP).

En febrero, la CBP detuvo a 100,441 extranjeros que cruzaron la frontera sur de forma ilegal.

Foto: AFP

Vía: The Epoch Times

Entrada siguiente

Coronavirus 2021: ¿Creó Cuba una bomba biológica que se salió de control?

vie Abr 2 , 2021
Al parecer, un microrganismo patógeno modificado, altamente transmisible y con elevada tasa de mortalidad, pasó de los laboratorios del Instituto Finlay a una trabajadora. La mujer, ya fallecida, habría transmitido […]
blank